Dimisión de ministra de Justicia evita crisis gubernamental en Noruega

Anuncios

Oslo (AFP)

La polémica ministra populista de Justicia noruega Sylvi Listhaug anunció su dimisión este martes y evitó la crisis gubernamental anunciada después de que colgara un mensaje ofensivo en Facebook.

Anunciada en la misma red social, la decisión de Sylvi Listhaug, miembro de la derecha xenófoba (Partido del Progreso, FrP), evita a la primera ministra conservadora Erna Solberg tener que someterse a una moción de confianza, cuyo desenlace era incierto.

La ministra denunció una "caza de brujas" de la oposición para acallarla. "Dimito pero prometo que no me voy a quedar silenciosa en las bancas del Storting", el parlamento noruego, escribió.

El 9 de marzo, Sylvi Listhaug provocó una polémica en el país nórdico al publicar en Facebook un mensaje en el que acusaba a los laboristas en la oposición de considerar que "los derechos de los terroristas son más importantes que la seguridad de la nación".

Les reprochaba que se opusieran a una propuesta destinada a poder retirar la nacionalidad noruega, sin pasar por un juez, a los individuos que amenazaran los intereses vitales del país.

Estas declaraciones fueron consideradas aún más inapropiadas por el hecho de que los laboristas fueron el principal blanco del ultraderechista Anders Behring Breivik el 22 de julio de 2011. Ese día, ese neonazi noruego -que durante un tiempo fue miembro del FrP- mató a 77 personas en un doble ataque contra la sede del gobierno, entonces dirigido por el laborista Jens Stoltenberg, y contra una reunión de jóvenes laboristas en la isla de Utøya.

El mensaje en Facebook y una disculpa tardía y considerada poco sincera llevaron al conjunto de la oposición a respaldar una moción de censura contra Listhaug que podría haber derribado a todo el gobierno conservador, minoritario en el parlamento.

El asunto debía ser examinado este martes en el parlamento.