Texas

Nueva explosión en Texas deja un herido

Una cinta policial marca el vecindario donde explotó un paquete bomba en Austin, Texas, el 19 de marzo de 2018.
Una cinta policial marca el vecindario donde explotó un paquete bomba en Austin, Texas, el 19 de marzo de 2018. Drew Anthony Smith / AFP

Una bomba casera estalló en un centro de distribución de la compañía de envíos FedEx Corp, cerca de San Antonio. Se trata de la quinta detonación de bombas caseras en lo que va del mes en el estado de Texas.

Anuncios

El paquete explotó poco después de la medianoche hora local en una instalación de distribución en Schertz, Texas, a las afueras de San Antonio, a unos 65 kilómetros al sur de Austin, según informó el Departamento de Bomberos de San Antonio a través de twitter.

“Grave incidente en Scherts, área de Texas. Esto es lo que hemos reunido extraoficialmente: poco después de las 12 de la noche, un paquete destinado a Austin, Texas, detonó en la instalación de distribución de FedEx en 9935 Doerr Lanbe. Se decía que el paquete contenía clavos y metrallas”, señalaba la comunicación del Departamento de Bomberos.

Al menos una persona resultó herida tras la explosión y luego de ser atendida en un centro sanitario cercano fue dada de alta. Según consigna la agencia EFE, en el momento de la explosión había unos 75 empleados trabajando en las instalaciones de la compañía.

Este es el quinto incidente de estas características ocurrido en la zona este mes. La última explosión ocurrió en el suroeste de Austin el pasado domingo y dejó heridos. El FBI investiga si el nuevo episodio se vincula a las otras cuatro bombas caseras que golpearon a la capital texana durante este mes. En este sentido, las autoridades de la agencia trabajan con la hipótesis de que la autoría de las explosiones podría corresponder a la misma persona, aunque reconocieron que por el momento no tienen a ningún sospechoso.

Cuatro bombas caseras ya golpearon a Austin, la capital texana, este mes

Los primeros tres fueron paquetes de bombas que explotaron fueron ubicados en umbrales de casas, mientras que el cuarto habría sido activado por un cable trampa, de acuerdo a la policía local que advirtió que esta última bomba tenía un diseño más sofisticado que las otras. Si bien este último sistema explosivo se diferenciaría de los demás en algunos aspectos, los cuatro dispositivos tenían una construcción similar, razón para sospechar que fueron obra del mismo fabricante de bombas.

"Estamos investigando que posiblemente esté relacionado con nuestra investigación abierta", dijo la portavoz del FBI, Michelle Lee, al periódico Austin American-Statesman, y agregó que no pueden confirmar nada “hasta tener la oportunidad de ver la evidencia en sí”.

La tensión generada por estos hechos afectó durante este fin de semana al festival cultural South by South-West, que se celebró en Austin, cuando una amenaza de bomba obligó a cancelar varios eventos la noche del sábado en una de las salas de conciertos de la ciudad.

Las autoridades policiales han recomendado a la población que no abran ni manipulen correspondencia que no esperan o de la que desconozcan su remitente.

Con EFE y Reuters

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24