Saltar al contenido principal

La policía presenta una querella tras la controvertida muerte de un senegalés en Madrid

Anuncios

Madrid (AFP)

Un sindicato policial español informó este martes de que presentó una querella contra políticos a los que acusa de haber vinculado a agentes con la muerte de un vendedor ambulante senegalés, un hecho que generó disturbios en Madrid la semana pasada.

Mame Mbaye Ndiaye, un vendedor ambulante en la Puerta del Sol de unos 30 años, se desplomó el jueves pasado en una calle del distrito madrileño de Lavapiés y los servicios de urgencias, que intentaron reanimarlo, dijeron que murió de un paro cardíaco.

Pero comenzaron a circular versiones de que el senegalés había sido interceptado por la policía en la Puerta del Sol junto a otros vendedores ambulantes y perseguido por varias calles antes de morir.

Varios políticos se hicieron eco de estas versiones en las redes sociales, incluido Juan Carlos Monedero, uno de los fundadores del partido de izquierda radical Podemos.

La concejal Rommy Arce, del equipo de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, comparó esta muerte con la de una mujer dominicana, asesinada en 1992 en Madrid por un policía.

El fallecimiento del senegalés generó disturbios en Lavapiés, distrito del centro capitalino con presencia de población inmigrante, donde fueron incendiados cubos de basura y bicicletas y los manifestantes se enfrentaron la policía lanzando piedras y botellas, que respondió con pelotas de goma.

A Mbaye "no se le venía persiguiendo desde (Puerta del) Sol", afirmó a la AFP Esteban Tejedor, de la Unión de Policía Municipal (UPM), el sindicato que presentó la querella por presuntos "delitos de odio contra la policía" contra Monedero, Arce y Malick Gueye, un portavoz de la asociación de vendedores callejeros.

"Este señor venía andando, se juntó con un amigo e iba para su casa porque le dijo que se encontraba mal", aseveró Tejedor.

La policía acudió al lugar para ayudar al senegalés, que se había desplomado, y trató de reanimarlo antes de que llegaran los servicios de emergencia, una versión que respaldó el concejal de la alcaldía de Madrid Javier Barbero en una rueda de prensa el viernes pasado.

"Una de las cosas que nosotros denunciamos es que el ayuntamiento tenía conocimiento de estos hechos mucho antes de la rueda de prensa", dijo Tejedor.

Según Tejedor, sí hubo una actuación policial en la Puerta del Sol, pero Mbaye no se encontraba en la emblemática plaza de la capital española.

Pero otros vendedores ambulantes reiteraron el martes que la víctima se encontraba en el lugar y huyó corriendo, para luego ir a Lavapiés.

La tragedia puso la lupa sobre las duras condiciones de vida de los inmigrantes en España.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.