Saltar al contenido principal
Escándalo político

Nicolas Sarkozy, acorralado por la presunta financiación de Gadafi a su campaña presidencial

El presidente francés Nicolas Sarkozy y el líder libio Muammar Gaddafi durante la firma de 10 mil millones de euros en contratos comerciales entre los dos países en el Palacio del Elíseo en París el 10 de diciembre de 2007.
El presidente francés Nicolas Sarkozy y el líder libio Muammar Gaddafi durante la firma de 10 mil millones de euros en contratos comerciales entre los dos países en el Palacio del Elíseo en París el 10 de diciembre de 2007. Patrick Hertzog / AFP

El exocupante del Palacio del Elíseo es investigado por la presunta intervención económica de Libia, bajo el mando de Muamar Gadafi, para financiar su campaña presidencial en el año 2007.

Anuncios

El expresidente francés Nicolas Sarkozy se encuentra detenido en el suburbio parisino de Nanterre, un lugar al oeste de la capital francesa, debido a las investigaciones que adelanta la Oficina Central de Lucha contra la Corrupción y las Infracciones Financieras y Fiscales (OCLCIFF) respecto a los fondos que financiaron la victoriosa campaña presidencial en el año 2007.

El exmandatario fue detenido durante la mañana de este martes 20 de marzo y podría permanecer bajo aprehensión por 48 horas de manera provisional. De acuerdo al interrogatorio podría ser liberado, llamado a una fecha posterior o iniciarse una presentación ante un juez.

Esta no sería la primera vez que Sarkozy es citado ante la justicia por casos vinculados a su campaña electoral. Fue declarado inocente en cuatro de ellos e imputado en otras dos, la última corresponde a febrero del año 2016, cuando sobrepasó el límite legal para su campaña del año 2012.

En aquel entonces el abogado de Sarkozy, Thierry Herzog, calificó la imputación como una “simple infracción formal” puesto que el expresidente desconocía la existencia de un sistema de facturas falsas. Asimismo, el propio Sarkozy negó todo conocimiento sobre un sistema delictivo para financiar su campaña.

Sarkozy y Gadafi, ¿amigos o acercamientos con intereses?

La investigación que adelantan las autoridades francesas tiene más de cinco años. En aquel entonces el comentario "Sarkozy debe devolver el dinero", emitido por uno de los hijos del fallecido líder libio encendió las alarmas en París.

Sin embargo, en un primer momento la relación entre ambos presidentes fue bastante estrecha. Sarkozy electo como presidente en mayo del 2007 con más de 18 millones de votos para suceder a Jacques Chirac volvió la mirada a un país muy cuestionado por Occidente.

El primer contacto entre París y Trípoli se estableció a los pocos meses de haber ganado la jefatura de Estado. En ese momento unas enfermeras búlgaras además de un médico de origen palestino (después nacionalizado búlgaro) estaban detenidos en Trípoli por su presunta participación en el contagio intencionalmente de más de 400 niños en el hospital de Bengasi.

En aquel entonces, Sarkozy envió a quien era su esposa Cecilia Sarkozy para que intercediera en la negociación. Libia acordó la extradición de los trabajadores de la salud y de inmediato tanto Francia como la Unión Europea agradecieron el gesto de buena voluntad del coronel Muamar Al Gadafi.

Eso valió para que el excéntrico presidente libio aceptara una invitación del presidente francés y realizara una visita oficial de cinco días a París.

Sarkozy, a partir de ese momento empezó a consolidar un proceso de acercamiento francés hacia Libia iniciado en el año 2004, fecha en la cual el gobierno de Trípoli, bajo acuerdo, aceptó indemnizar a las familias afectadas por el atentado en 1989 hacia un avión de la aerolínea francesa UTA, en donde 170 personas fallecieron entre ellas 54 franceses.

Entre 2006 (previo a la llegada de Sarkozy a la presidencia) hasta antes de su derrocamiento, las relaciones comerciales entre Libia y Francia mejoraron considerablemente. Sin embargo, en el año 2011, con el levantamiento de los opositores en plena “Primavera Árabe” Sarkozy fue uno de los primeros líderes mundiales en reconocer a los rebeldes.

Asimismo, Sarkozy durante ese tiempo respaldó la iniciativa de la OTAN de apoyar a los rebeldes con bombardeos aéreos. Esta acción sumada a la posterior muerte del líder en extrañas circunstancias puso fin a un gobierno de más de 42 años en ese país.

El inicio de los problemas judiciales para Sarkozy

Las alarmas respecto a la presunta financiación de Libia en la campaña de Sarkozy se encendieron en el año 2011, luego de que el mandatario francés, quien buscaría la reelección el año siguiente, respaldó la iniciativa de los rebeldes para derrocar a Muamar Al Gadafi.

El motivo que levantó las primeras sospechas fueron las declaraciones emitidas por uno de los hijos del fallecido gobernante, Saif al-Islam, quien le comunicó al medio Euronews que "Sarkozy debe devolver el dinero que aceptó de Libia para financiar su campaña electoral", sin embargo, más allá del pronunciamiento, nunca mostró pruebas al respecto.

Sin embargo, en el año 2012, el medio de investigación francés Médiapart, publicaría un documento atribuido a Moussa Koussa, exjefe de inteligencia externa de Libia, el cual refería que la campaña de Sarkozy se había aprovechado de fondos libios por una cantidad de 50 millones de euros.

Con dicho telón de fondo, la fiscalía parisina abriría una investigación en abril del año 2013 por corrupción, tráfico de influencias, falsificación y uso indebido de fondos públicos teniendo como base las acusaciones.

Las investigaciones tienen mucho que probar, pero una larga lista de hechos para sustentarse. El primero de ellos refiere a las declaraciones de Ziad Takieddine, un empresario franco-libanés, que afirmó a Mediapart en el año 2016 que entregó la suma de cinco millones de euros en efectivo provenientes de Libia a Sarkozy.

Otro factor en contra del expresidente francés está en el imputado Claude Guéant, la mano derecha de Sarkozy y quien fue su ministro del Interior por muy poco tiempo. De igual forma, Alexandre Djouhri, hombre de negocios, es una pieza clave en las investigaciones. Djouhri fue detenido a principios de año en Londres a raíz de una orden de arresto europea emitida por Francia.

Tras conocerse la noticia, los representantes del partido de Sarkozy, Les Républicains, han manifestado su respaldo al expresidente francés. "Debe prevalecer la presunción de inocencia hasta que concluya el proceso judicial”, expresaron a través de un comunicado.

Con AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.