Un científico ruso afirma haber trabajado en el programa Novichok

Anuncios

Moscú (AFP)

Nunca, según Rusia, existió un programa llamado Novichok, pese al papel que le atribuye el Reino Unido en el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal. Un científico ruso cuenta sin embargo en un medio estatal que participó en la concepción de estos agentes tóxicos.

"Novichok no es una sustancia, es todo un sistema de armas químicas", explicó Leonid Rink en una entrevista a la agencia de noticias estatal Ria-Novosti. Una afirmación que contradice las afirmaciones del Kremlin según las cuales nunca existió ese programa.

Según la agencia, Rink fue uno de los creadores de este programa que empezó en la época soviética.

Reino Unido cree que uno de estos agentes neurotóxicos fue el responsable del envenenamiento el pasado 4 de marzo en Salisbury (Reino Unido) de Serguéi Skripal, un exagente doble ruso, y de su hija Yulia, ambos en estado crítico.

El ataque provocó una nueva crisis en las relaciones ya distantes entre Rusia y los países occidentales y llevó a la expulsión de varios diplomáticos.

Sin embargo el científico asegura que Moscú no tenía ningún interés en atacar a un exagente doble porque ya había revelado todos sus secretos cuando fue descubierto.

Aunque están en estado crítico, tanto Skripal como su hija sobrevivieron al ataque. "Esto significa o bien que no era el sistema Novichok o bien que fue preparado con descuido. O bien que justo después del envenenamiento los ingleses utilizaron un antídoto".

"El hecho de que todas las personas implicadas estén vivas hace difícil suponer que los rusos estén implicados", dijo Rink, asegurando que "ningún saboteador ruso usaría un producto de origen ruso con un nombre ruso".

Según el científico, es posible que "especialistas" británicos llevaran a cabo el ataque.

- 'Buenos resultados' -

La existencia de este programa fue revelada por Vil Mirzayanov, un químico ruso refugiado en Estados Unidos, que asegura que los agentes nerviosos fueron creados en los años 1980 por científicos soviéticos.

Según varios medios rusos, esos científicos trabajaban para el instituto público de química orgánica y tecnología (GNIIOKhT), con sede en Moscú pero que también tenía oficinas en Chikhany.

"Había un gran grupo de especialistas que desarrollaban Novichok en Moscú y en Chikhany, técnicos, toxicólogos, bioquímicos (...) Logramos muy buenos resultados", aseguró Rink a Ria-Novosti, que dijo haber trabajado en el programa 27 años, hasta principios de los años 1990.

Según él, el programa se llamaba Novichok-5. "Esta apelación siempre iba acompañada del número", explicó.

El científico también asegura que Vil Mirzayanov nunca participó directamente en la creación de los agentes nerviosos y que sólo era un cromatógrafo del GNIIOKhT. "Sin embargo, como los científicos hablaban entre ellos, estaba al corriente", según Rink.

Preguntado por la AFP tras la publicación de la entrevista, el ministerio ruso de Relaciones Exteriores repitió que "no hubo ningún programa de investigación y desarrollo llamado Novichok".

Según Rink, la tecnología del programa Novichok está al alcance de "cualquier estado desarrollado" o de cualquier gran compañía farmacéutica. "Desarrollar un arma así no supone ningún problema", afirma.

"También hay varias personas que conocen esta tecnología y que abandonaron Rusia en los años 1990, yo conozco cinco", aseguró.