Asia

Ataque suicida mata a por lo menos 29 personas cerca de un templo chiita en Kabul

Un hombre afgano inspecciona el lugar de un ataque suicida en Kabul, Afganistán, el 21 de marzo de 2018.
Un hombre afgano inspecciona el lugar de un ataque suicida en Kabul, Afganistán, el 21 de marzo de 2018. Omar Sobhani / Reuters

El grupo Estado Islámico se adjudicó la responsabilidad por el atentado en la capital de Afganistán que se da durante las celebraciones del año nuevo persa.

Anuncios

Por lo menos 29 personas murieron y decenas resultaron heridas en el último atentado en la capital afgana.  El ataque ocurrió durante el inicio del nuevo año persa este 21 de marzo, una fecha controvertida por los grupos islamistas radicales, y cerca de un tempo chiita.

En enero pasado, otro ataque que había ocasionado la muerte de por lo menos 100 personas llevó a las autoridades a ajustar las medidas de seguridad en la ciudad.  Sin embargo, las fuerzas de seguridad no pudieron prevenir que el atacante detonará los explosivos.

Militantes de la organización Estado Islámico se han adjudicado varios ataques contra objetivos chiitas y esta vez no fue la excepción. A través de la agencia de noticias Amaq, la organización se adjudicó la autoría del ataque.  Por su parte, el Talibán emitió un comunicado negando cualquier conexión con los hechos.

El Gobierno afgano estaba en alerta por posibles ataques durante la celebración de Nawruz, el año nuevo persa. Cuando la gente salía del templo de Kart-e Sakhi, en una zona chiita al occidente de la ciudad, ocurrió la explosión.

“Cuando todo explotó, caí al piso y vi muchas personas junto a mi”, dijo Ramazan, uno de los sobrevivientes.

El vocero del Ministerio del Interior, Najib Danesh, dijo que el atacante había intentado alcanzar el templo, un lugar que ya había sido atacado en octubre de 2016, pero que no había podido lograrlo por los retenes policiales.

“Teníamos seguridad en el lugar y alrededor del templo”, dijo. “Todas las víctimas mortales eran personas jóvenes que iban hacia el lugar”.

Nawruz es una festividad antigua persa que se celebra el primer día de la primavera, se celebra en varios sitios de Afganistán pero también enfrenta una dura oposición de musulmanes fundamentalistas que dicen que es anti-islámico.
Los continuos ataques han socavado el apoyo al Gobierno del presidente Ashraf Ghani, quien el mes pasado ofreció diálogos de paz a los grupos insurgentes del Talibán.

El Talibán no ha mostrado hasta ahora signos de aceptar la oferta de paz del Gobierno apoyado por occidente, al cual consideran ilegítimo e impuesto. Aunque se han ofrecido a hablar con Estados Unidos.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24