Colombia y Ecuador lanzan cooperación en defensa tras mortífero ataque

Anuncios

Quito (AFP)

Colombia y Ecuador comenzarán a "cooperar" inmediatamente en el combate contra los grupos de origen rebelde que están atacando a las tropas ecuatorianas en la frontera y que estarían implicados en la muerte de tres militares el martes.

Los presidentes Juan Manuel Santos y Lenín Moreno acordaron estrechar su colaboración en ese frente, según un comunicado conjunto divulgado este miércoles simultáneamente en ambos países.

"Nos comprometemos a profundizar la cooperación inmediata entre los organismos de seguridad y defensa de ambos países", señalaron.

Tras visitar en un hospital de Quito a tres de los once militares que resultaron heridos por la explosión de un artefacto, uno de los cuales está grave tras serle amputadas las piernas, Moreno detalló que las autoridades colombianas suministrarán información a Ecuador para que pueda defenderse "de estos ataques aleves".

El ministro de Defensa de Ecuador, Patricio Zambrano, dijo a su vez que, a pedido de Santos, Quito enviará militares a Colombia para "recibir información que ellos tienen".

Por ahora, ninguna de las partes se ha referido a operaciones militares combinadas.

Viceministros de Interior, Defensa y Relaciones Exteriores de ambas naciones se reunirán el próximo sábado en la frontera común, de acuerdo con Zambrano.

Ecuador está enfrentando desde hace más de dos meses una inusual ofensiva en la zona de frontera a manos presuntamente de disidentes de las FARC, la guerrilla colombiana que depuso las armas para convertirse en partido político tras firmar la paz en 2016.

Las tropas ecuatorianas sufrieron el martes su peor golpe en años mientras patrullaban una zona de la provincia costera de Esmeraldas, al noroeste y vecina al departamento colombiano de Nariño.

- "Tierra de nadie" -

Los gobiernos han apuntado hacia los grupos que se apartaron del proceso de paz como los presuntos responsables de varios ataques, que comenzaron a finales de enero con el estallido de un carro bomba contra una estación de policía que dejó 28 heridos entre uniformados y civiles.

Hasta antes de la explosión que mató a los tres militares, las autoridades ecuatorianas habían reportado 32 uniformados y civiles heridos en distintas acciones en Esmeraldas.

"No vamos a permitir que este tipo de criminalidad se señoree en el país (...) Estos criminales, sinvergüenzas, han estado acostumbrados a hacer de la tierra donde están una tierra de nadie, donde pueden hacer lo que les da la gana", dijo Moreno el miércoles.

Las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) - que según inteligencia militar cuentan con unos 1.200 combatientes - están implicadas en el narcotráfico y en la minería ilegal, y estarían buscando alianzas con otras organizaciones armadas como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla activa en el país.

El grupo rebelde está comprometido en diálogos de paz que se desarrollan en Quito.

Moreno atribuyó la arremetida contra las tropas ecuatorianas a una represalia.

Según el mandatario, Ecuador ha incautado armas, drogas y sustancias químicas para elaborar cocaína -por un valor estimado de 600 millones de dólares- y capturado a 14 miembros de organizaciones delictivas.

Ecuador es considerado un punto de tránsito y almacenaje de la cocaína que se produce en Colombia, el mayor productor mundial. Grupos narcotraficante suelen emplear la ruta del Pacífico, que conecta a ambos países, para exportar toneladas de droga a Estados Unidos.