Crisis en Cataluña

Por tercera vez, independentistas intentan investir presidente en el parlamento de Cataluña

El presidente catalán, Carles Puigdemont (R), camina con el consejero de la Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, cuando llegan para celebrar una reunión de gabinete en la sede del gobierno regional, la Generalitat, en Barcelona,
El presidente catalán, Carles Puigdemont (R), camina con el consejero de la Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, cuando llegan para celebrar una reunión de gabinete en la sede del gobierno regional, la Generalitat, en Barcelona, Gonzalo Fuentes / Reuters

El Parlament busca que Jordi Turull sea elegido presidente de la Generalitat un día antes de su citación al tribunal para conocer si debe ir a prisión o no.

Anuncios

Los partidos independentistas postularon por tercera vez un candidato a ser el próximo presidente regional, el exconsejero Jordi Turull, pero no se sabe si la candidatura llegará a materializarse.

Los partidos que buscan separarse de España votarán secreto para aprobar o no la candidatura, aseguró Roger Torrent, vocero del Parlament, en un comunicado.

Cataluña vive un limbo político desde las elecciones extraordinarias de diciembre que fueron un intento del Primer Ministro español, Mariano Rajoy, por descarrilar el movimiento independentista.

Sin embargo, el plan no salió como esperaba Rajoy, luego que los partidos que apoyan la secesión de España ganaran las elecciones.

Madrid utilizó poderes especiales que le da la constitución para tomar control del gobierno regional después que la administración catalana declarara unilateralmente su independencia en octubre. Cataluña, una región rica y poblada al norte de España, ha sido gobernada directamente por el gobierno central desde entonces.

El exjefe regional Carles Puigdemont, que se exilió en Bruselas, y Jordi Sánchez, líder de un grupo que está en prisión por su papel en la búsqueda de independencia de Cataluña, declarada ilegal por Madrid; retiró sus postulaciones ante la imposibilidad de asistir a la sesión de juramentación.

El último candidato, Turull, estuvo brevemente detenido bajo cargos de rebelión y sedición por su participación en la campaña de independencia. Fue liberado bajo fianza después de aceptar el control del gobierno central sobre la región, pero todavía debe enfrentar un juicio.

La candidatura de Turull a la presidencia, sin embargo, parece empantanada porque el gobierno central ha dejado claro que detendrá a cualquier candidato que haya participado en el intento independentista.

Amenaza que parece no importarle a Turull que desde su cuenta en Twitter agradeció la postulación al cargo más alto de la Generalitat y escribió:
“Un honor inmenso. Si el Pleno del Parlamento me da su confianza, trabajaré sin descanso por el progreso y protección de los 7,5 millones de catalanes, sus derechos, su libertad y sus mandatos democráticos. Con diálogo con todos y para todos.”

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24