La UE espera un anuncio de Trump sobre su posible exención de nuevos aranceles siderúrgicos

Anuncios

Bruselas (AFP)

La Unión Europea espera que el presidente estadounidense, Donald Trump, les deje fuera de los nuevos aranceles a las importaciones de acero y aluminio, indicó este jueves la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, a su regreso de una visita a Washington.

"Esperamos ser excluidos esta noche o esta tarde", dijo Malmström ante la comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara, expresando su confianza en que, tras la reunión que mantuvo con el secretario estadounidense de Comercio Wilbur Ross, éste recomiende a Trump "la exclusión de la UE".

A pesar de las advertencias de sus socios comerciales, Trump confirmó a principios de marzo su decisión de imponer pesados aranceles a las importaciones de acero (25%) y de aluminio (10%).

Y, ante su entrada en vigor el 23 de marzo, la UE busca desde entonces que Washington los exonere como hizo con México y Canadá, mientras dura la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América Norte (TLCAN).

Una fuente europea dijo que Ross, un fuerte partidario de las políticas proteccionistas de Trump, había acordado la exención, que podría ser temporal, y sería también el caso con el mandatario estadounidense.

En un comunicado conjunto, Ross y Malmström anunciaron la víspera que "acordaron comenzar inmediatamente un proceso de discusión (...) sobre asuntos comerciales de preocupación común incluyendo el acero y el aluminio".

Alemania, la primera economía de la UE, está de hecho en el punto de mira de Donald Trump desde su llegada al poder por su excedente comercial -21.300 millones de euros en enero (26.245 millones de dólares)- y a su insuficiente gasto militar, en su opinión, en el seno de la OTAN.

En caso de adoptarse finalmente las medidas, la respuesta del bloque europeo pasa por aumentar los aranceles a decenas de productos emblemáticos estadounidenses, así como por medidas de salvaguardia para proteger la industria siderúrgica europea y por una eventual demanda ante la Organización Mundial del Comercio.

El presidente de Estados Unidos tiene previsto anunciar este jueves nuevas sanciones comerciales contra China, a la que acusa de robar derechos de propiedad intelectual de empresas estadounidenses.