Muere sospechoso de atentado contra el Primer ministro palestino en Gaza

Anuncios

Nuseirat (Palestinian Territories) (AFP)

El principal sospechoso de un atentado cometido contra el Primer ministro palestino Rami Hamdalá en Gaza la semana pasada murió a causa de las heridas recibidas tras ser detenido el jueves.

Hamdalá salió ileso del ataque contra su caravana el 13 de marzo cuando realizaba una visita al enclave palestino, controlado por el movimiento islamista Hamas. Responsables palestinos denunciaron que se trató de una "tentativa de asesinato".

El ministerio del Interior en Gaza informó que el principal sospechoso resultó herido --al igual que un cómplice-- en el operativo de su detención en Nuseirat, en el centro del enclave palestino.

Después anunció que ambos sospechosos murieron a causa de las heridas y que un tercero fue detenido.

Dos miembros de las fuerzas de seguridad del movimiento islamista murieron durante el operativo, había indicado antes un alto responsable de Hamas, Salah al-Bardawil.

Este incidente ocurre cuando la Autoridad palestina, dirigida por el presidente Mahmud Abas y que ejerce sus prerrogativas limitadas solo en partes de la Cisjordania ocupada por Israel, trata desde hace años de quitarle el control de Gaza al Hamas, que se apoderó del enclave por la fuerza en 2007.

Un corresponsal de la AFP vio los cuerpos de dos miembros de Hamas en un hospital y un oficial de policía en el lugar confirmó las muertes, pero bajo condición de anonimato.

Luego de años de desacuerdos, el movimiento islamista aceptó en octubre volver a entregar el poder en Gaza a la Autoridad palestina, al menos el civil, pero el proceso está estancado.

- Llamado de Abas -

Decenas de retenes fueron instalados en el enclave palestino donde los vehículos eran revisados, según un corresponsal de la AFP.

Hamas impidió a los palestinos de Gaza cruzar la frontera hacia el territorio israelí, según el corresponsal en el lugar. Un pequeño número de palestinos con permiso especial israelí son autorizados por lo general a salir del enclave bloqueado.

El lunes el presidente palestino Mahmud Abas acusó a Hamas de estar directamente involucrado en el atentado, no reivindicado, y anunció próximas sanciones contra el movimiento islamista.

El miércoles, Hamas indicó que buscaba al principal sospechoso del ataque, y lo identificó como Anas Abu Kusa, nacido en 1993.

Una fuente de seguridad de Hamas había afirmado que los investigadores interrogaban a tres personas, entre ellos dos miembros de los servicios de inteligencia de la Autoridad palestina.

Otra fuente de seguridad indicó que la bomba pudo ser puesta por salafistas radicales.

Según un ministro del gobierno de Hamdalá, dos objetos explosivos de 15 kilos fueron colocados el 13 de marzo en la carretera. El segundo no explotó.

El acuerdo de reconciliación de octubre entre Hamas y la Autoridad Palestina generó una prudente esperanza de que mejoren las condiciones de vida muy difíciles de los habitantes de Gaza.

El jueves Abas llamó de nuevo a Hamas a entregar el poder a la Autoridad palestina.

"Si Hamas no entrega la totalidad (del poder) al gobierno, tendrá que asumir las consecuencias de un fracaso de los esfuerzos egipcios" para tratar de lograr una reconciliación entre los palestinos, advirtió.