Nuevos poderes para la AMA tras el escándalo ruso, ¿pero con qué medios?

Anuncios

Lausana (Suiza) (AFP)

En unos días, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) se verá dotada de un nuevo régimen de sanciones para poder vigilar mejor a las organizaciones deportivas que caigan en irregularidades o hagan trampas, una respuesta al escándalo ruso pero que genera dudas sobre los medios necesarios para su aplicación.

El nuevo "Standard International" entrará en vigor el 1 de abril y define las reglas a las cuales los firmantes del Código Mundial Antidopaje deben adecuarse: las federaciones internacionales como la FIFA o la IAAF, el Comité Olímpico Internacional (COI), las organizaciones antidopaje nacionales...

Entre sus obligaciones estará poner en marcha programas de control eficaces, un "seguimiento rápido y apropiado" de todo control positivo, reglas para las autorizaciones para uso terapéutico (AUT) o dedicar medios para la investigación, entre otras.

La gran novedad es que a partir de ahora habrá sanciones claras para los deportistas, en función de la gravedad de la falta. En los casos más graves estará el arma última, la privación de Juegos Olímpicos al país cuya organización nacional antidopaje esté acusada.

"Es un gran avance en la lucha contra el dopaje", celebra Olivier Niggli, el director general de la AMA, que participa en un simposio esta semana en Lausana (Suiza).

- Evitar la confusión -

La AMA suspendió a la Agencia Rusa Antidopaje (RUSADA) en noviembre de 2015. Pero a pesar de la amplitud del escándalo de dopaje recogido en el informe McLaren (muestras amañadas en los Juegos de Invierno de Sochi en 2014, controles positivos camuflados en el laboratorio de Moscú), la petición de la AMA de privar a Rusia de los Juegos Olímpicos de verano de Rio-2016 no fue del todo seguida y el COI permitió a cada federación internacional realizar la criba, una decisión muy controvertida en su momento.

Dos años más tarde, el COI optó para los Juegos Olímpicos de Pyeongchang de febrero impedir la presencia de Rusia como tal y aceptar a deportistas de ese país bajo bandera neutral, siempre que cumplieran una serie de requisitos.

¿Las nuevas normas que entrarán en vigor mejorarán el sistema?

"Siempre será complicado cuando la participación de un país en los Juegos esté en cuestión. Pero este estándar tiene como mérito hacer el proceso claro, previsible y transparente", explica a la AFP Graeme Steel, el presidente de la INADO, la organización que representa a las agencias nacionales antidopaje.

Ahora queda por aplicar el programa previsto y vigilar a todas las organizaciones del mundo, una tarea colosal para la AMA, que funciona con un presupuesto anual de menos de 30 millones de euros, aportados por los gobiernos y por el COI.

"Vamos a tener que invertir nuevos recursos en este programa", avisó Olivier Niggli, cuando el presupuesto "de investigación científica" de la agencia ha caído en los últimos años.

"Hoy tenemos un reto en lo referente a los medios financieros y humanos para supervisar a todos los firmantes del Código Mundial Antidopaje. Pero es una de nuestras prioridades", confirmó a la AFP el director de operaciones de la AMA, Frédéric Donzé.

- Margen de mejora -

En 2017, la agencia con sede en Montreal lanzó la primera fase del programa. Para llegar al conjunto de las federaciones internacionales y a las organizaciones nacionales antidopaje, en total más de 300 estructuras, la AMA envió de entrada un cuestionario.

La conclusión fue que son necesarias medidas correctoras en todo el mundo.

"De manera general, donde se ve que hay más dificultades es en los controles orientados, que necesitan una buena evaluación de los riesgos", explica Donzé.

"Bastantes organizaciones antidopaje no han puesto todavía en marcha un programa de conservación y reanálisis de las muestras" constata también, cuando algunos productos dopantes pueden ser detectados años después del control, gracias a los avances en los métodos de detección.

¿Un sistema de supervisión como éste hubiera evitado el escándalo de Rusia?

"Es difícil dar una respuesta (...) Pero ahora será el trabajo de investigación de la AMA el que permitirá descubrir casos muy serios y sofisticados como el caso ruso", responde Frédéric Donzé.