Por violencia, Coca-Cola cierra centro de distribución en México

Anuncios

México (AFP)

La firma mexicana Coca-Cola Femsa, la embotelladora más grande del mundo de esa bebida, anunció este viernes el cierre indefinido de un centro de distribución en el estado de Guerrero (sur) ante el "hostigamiento de grupos delincuenciales".

Un comunicado detalla que se trata del centro de distribución de Ciudad Altamirano, localidad de unos 25.000 habitantes enclavada en una de las zonas más violentas de Guerrero, donde actúan grupos del crimen organizado.

"La medida se toma tras dos meses de hostigamiento de grupos delincuenciales hacia nuestros colaboradores y ante la ausencia de un estado de derecho y prevalencia de la impunidad", añade el comunicado.

El centro de distribución, que operaba desde hace 40 años, tiene 160 trabajadores, algunos de los cuales han sido blanco de amenazas además de que se han causado "afectaciones" a las instalaciones de la empresa.

"La empresa rechaza enérgicamente toda acción de violencia en contra de sus colaboradores, familias y comunidades donde opera; lamenta profundamente la ausencia de un estado de derecho y la prevalencia de la impunidad que afecta a la región", señala.

Coca-Cola Femsa, con sede en la norteña ciudad de Monterrey, comercializa anualmente 4.000 millones de cajas de bebidas de The Coca-Cola Company. Opera en 64 plantas y 324 centros de distribución. Tiene presencia en nueve países latinoamericanos y en Filipinas.

Guerrero es uno de los estados más pobres del país y de los más golpeados por la violencia del crimen organizado.

Además de la violencia cotidiana en este estado en las últimas semanas, se han multiplicado los ataques y asesinatos de dirigentes políticos en la antesala de las elecciones generales del 1 de julio.

México, golpeado por una ola de violencia vinculada al crimen organizado, registró un récord de asesinatos en 2017, con 25.339 homicidios, según cifras oficiales.