Elecciones en Egipto

Egipto: Abdelfatah al-Sisi se prepara para las presidenciales con un solo oponente

El presidente de Egipto Abdelfatah al-Sisi junto a su rival electoral Musa Mustafa Musa, imágenes de archivo.
El presidente de Egipto Abdelfatah al-Sisi junto a su rival electoral Musa Mustafa Musa, imágenes de archivo. Khaled Elfiqi / EFE

Este lunes empiezan las elecciones presidenciales en Egipto. Unos comicios que durarán tres días y en las que el actual mandatario, Abdelfatah al-Sisi, ya se perfila como indiscutible favorito frente a su único rival.

Anuncios

Tras una larga campaña electoral, marcada por la presencia de carteles electorales de Al-Sisi y por el boicot de la oposición, la mayor duda en Egipto es qué porcentaje de participación tendrán estas elecciones que se llevarán a cabo desde este lunes 26 de marzo y hasta el miércoles 28.

En ellas el presidente egipcio Abdelfatah al-Sisi, en el cargo desde junio de 2014, tendrá como principal y único rival a Musa Mustafa Musa quien ha reconocido que "la gente ama y respada a Al-Sisi".

Entidades gubernamentales como el Consejo Supremo para la Regulación de Medios pronostican que la participación será de al menos un 60% entre los casi 60 millones de egipcios convocados a las urnas, lo que supondría un récord en la historia reciente del país. Sin embargo, otros analistas consideran que el porcentaje será mucho menor.

Cientos de observadores internacionales harán presencia en las votaciones

Las elecciones contarán con la supervisión de nueve organizaciones árabes e internacionales, y cerca de 50 ONG locales, así como de la Liga Árabe y de la Unión Africana, que la semana pasada confirmó que enviaría 40 observadores para cubrir los tres días de votación.

Los días 16 y 18 marzo pasados, los egipcios que se encuentran en el extranjero pudieron ejercer su derecho al voto, sin embargo, aún se desconoce cuál fue el porcentaje de participación.

Opositores califican las elecciones en Egipto de farsa

Para el investigador del Instituto Tahrir para Oriente Medio, Timothy E. Kaldas, estas elecciones no han despertado el interés de los ciudadanos, quienes las consideran una farsa ya que Al-Sisi se perfila como el ganador a pesar de que su popularidad ha bajado recientemente.

Por otra parte, un grupo de 14 ONG internacionales, entre las que se encuentran Human Rights Watch y Reporteros Sin Fronteras, se sumó a la voz de protesta de quienes califican estos comicios como una “farsa”, denunciando que se están llevando a cabo en medio de la que señalaron como “la peor crisis de derechos humanos del país en décadas".

El excandidato presidencial y líder del partido Al Karama, Hamdin Sabahi, acusó a las autoridades egipcias de realizar una "farsa llamada elecciones", en medio de una ola de protestas llevadas a cabo por ocho partidos opositores y al menos 150 personalidades del país quienes hicieron un llamado al boicot por considerar que "no hay garantías ni candidatos ni libertades, por lo cual no hay elecciones".

Esta postura cobró fuerza luego de que otros candidatos a la presidencia decidieran retirarse, como es el caso del activista Jaled Ali; el ex primer ministro, Ahmed Shafiq; y el exjefe del Estado Mayor, Sami Anán, quien fue detenido por supuestas irregularidades en su candidatura, dejando así el camino libre al presidente Abdelfatah Al-Sisi.

Para Musa Mustafa Musa, el otro candidato a la presidencia, esto es parte de "una conspiración" contra Egipto llevada a cabo "por los que apoyan el boicot y los Hermanos Musulmanes, apoyados por la Unión Europea y otros grupos más”.

El único rival de Al-Sisi

Musa Mustafa Musa, el único contrincante de Abdelfatah Al-Sisi en las presidenciales de este 26 de marzo, aseguró que tenía la intención de votar por el actual mandatario, pero tras la abstención de los otros candidatos decidió postularse para que las elecciones fueran "democráticas". De lo contrario, dijo que los comicios se hubieran convertido en un referendo y que eso hubiera supuesto "un proceso peligroso porque nadie hubiera querido asistir a votar”.

A sus 64 años de edad, Musa no esconde su respaldo a Al-Sisi desde el golpe militar contra los Hermanos Musulmanes de 2013, que supuso el derrocamiento del entonces presidente Mohamed Morsi. Es tanto el apoyo que, en las elecciones presidenciales de 2014, lanzó una iniciativa bajo el nombre de "Cumple tu promesa, pueblo" para ayudarlo en la carrera que lo convirtió en presidente.

Militar de carrera, Abdelfatah Al-Sisi, de ganar en estas elecciones estaría en el cargo hasta el año 2022.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24