Saltar al contenido principal

La manifestación independentista contra la detención de Puigdemont

Decenas de personas durante la manifestación que se llevó a cabo en Barcelona el 25 de marzo de 2018 en rechazo a la detención de Carles Puigdemont.
Decenas de personas durante la manifestación que se llevó a cabo en Barcelona el 25 de marzo de 2018 en rechazo a la detención de Carles Puigdemont. Albert Gea / Reuters

Tras la detención del expresidente catalán Carles Puigdemont en Alemania, en cumplimiento de una euroorden dictada por España, miles de personas rechazaron la medida en las calles de Barcelona.

ANUNCIOS

La malla ubicada frente al Consulado de Alemania en Barcelona se llenó de cintas amarillas. En decenas de lazos de este material fueron atados por independentistas en rechazo a la detención de Carles Puigdemont en cumplimiento de una euroorden dictada por la justicia española.

Tras conocerse la detención, el tráfico de varias carreteras principales fue interrumpido por una marea de manifestantes que, con banderas y pancartas, reclamaron la libertad del expresidente catalán.

Pero no todo transcurrió en calma. La tensión se apoderó de algunos sectores cuando en medio de la manifestación se registraron forcejeos entre participantes y oficiales de los Mossos d’Esquadra, situación que provocó la detención de al menos nueve personas, según lo reportado por la policía regional.

La marcha fue convocada por algunos grupos que se autodenominan como “Comités de Defensa de la República catalana” y exigió la liberación de quienes fueron encarcelados por participar en los procesos independentistas.

El grito de los manifestantes se concentró ante la sede de la Comisión Europea y se replicó en la ciudad de Gerona, en donde los independentistas descolgaron la bandera de España que ondeaba en la subdelegación del Gobierno central.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Durante las movilizaciones, algunos jóvenes miembros de la organización independentista 'Arran' marcaron con letreros de repudio una casa del juez Pablo Llarena, encargado de investigar el proceso independentista. Por lo que el Consejo General del Poder Judicial español le solicitó al Ministerio del Interior la implementación de medidas de protección para Llarena.

El juez Llarena procesó a 13 líderes de Cataluña por rebelión, entre ellos a Carles Puigdemont y solicitó la detención para tres de ellos a través de una euroorden por encontrarse fuera del territorio español.

Poco después de la detención de Puigdemont, la ministra alemana de Justicia, Katharina Barley, declaró que tras la detención el proceso que sigue es “puramente judicial” y que ante ello a su departamento solo le resta “esperar”.

La detención se produjo en la frontera entre Alemania y Dinamarca luego de cinco meses de que Puigdemont slaiera de España y 48 horas después de que los servicios de inteligencia españoles coordinaran la activación de la euroorden.

Con EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.