Atentado en Trèbes

Francia se une para homenajear a su "héroe caído" de Trèbes

La gente llega a la iglesia de Saint-Etienne de Trèbes, en el suroeste de Francia, para conmemorar al gendarme Arnaud Beltrame, el 25 de marzo de 2018.
La gente llega a la iglesia de Saint-Etienne de Trèbes, en el suroeste de Francia, para conmemorar al gendarme Arnaud Beltrame, el 25 de marzo de 2018. Eric Cabanis / AFP

Este domingo, la nación francesa rinde tributo al teniente coronel Arnaud Beltrame, que falleció por heridas de bala al intercambiarse con una de los rehenes. El presidente Emmanuel Macron llamó a los ciudadanos “a honrar su memoria”.

Anuncios

Más que un minuto de silencio, este domingo Francia rindió un homenaje nacional a Arnaud Beltrame. El teniente coronel, de 45 años, fallecido horas después del ataque terrorista de Trèbes recibió un tributo simbólico por orden del Palacio del Elíseo y el presidente Emmanuel Macron por haber dado su vida y haber “protegido a nuestros ciudadanos”.

Por supuesto la comuna de Trèbes, situada cerca de Carcasona donde también estuvo presente el autor del ataque, el franco-marroquí Radouane Lakdim, preparó una misa especial en la iglesia de la ciudad (Saint-Etienne de Trèbes) en honor al gendarme considerado un “héroe” en el país.

Los recuerdos florales se multiplicaron hoy en la iglesia, pero también en el supermercado “Super U” donde ocurrió todo. Esa mañana del viernes 23 de marzo, Beltrame no dudó en intercambiarse por una de las rehenes que sujetaba Lakdim, que aceptó el trato y le disparó tres veces por bala causando el fallecimiento del policía en la madrugada del sábado.

El gendarme francés fue, junto al responsable caído, la cuarta víctima mortal de un nuevo ataque terrorista en Francia que tiene la sombra del grupo Estado Islámico, como los perpetrados desde 2015 hasta ahora.

Nuevas medidas contra el terrorismo

Este homenaje nacional fue una de las decisiones que Macron, reunido con funcionarios del gobierno, tomó este sábado durante un consejo de emergencia en París.

Además de esta medida, el presidente decidió convocar a los grupos encargados del seguimiento de sospechosos por radicalización para ver cómo mejorar la detección de perfiles como el de Lakdim que, pese a todo, pasó desapercibido en una lista de 20.000 personas potencialmente radicales.

Asimismo, el presidente galo insistió en proseguir con la investigación de estos atentados: “Se debe aclarar los eventuales vínculos del terrorista con el Estado Islámico, que reivindicó el atentado", señaló haciendo hincapié en las dos personas que están bajo custodia (la novia y el amigo de Lakdim) y que le podrían haber ayudado a llevar a cabo los ataques o contribuido en “las etapas” de su radicalización.

Algo que reconocieron las autoridades francesas es que el responsable tenía antecedentes por delitos comunes y había sido vigilado en 2014, 2016 y 2017. Sin embargo, los servicios no detectaron ninguna sospecha.

Las acciones del gendarme Arnaud Beltrame, que estaba en el equipo policial que acudió al supermercado, han sido descritas como heroicas por la esfera política y los tabloides del país. "Cayó como un héroe, renunciando a su vida para detener el atuendo asesino de un terrorista yihadista", dijo Macron en un comunicado este fin de semana.

Las banderas a media asta, los mensajes en apoyo a la familia y a la esposa de Beltrame, y este homenaje nacional acompañarán al policía y a las víctimas de los atentados cometidos como una distinción especial del país a su “héroe caído” que “defendió a los demás”.

Con EFE, Reuters y Le Monde

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24