Saltar al contenido principal

Kenji Fujimori acusa a su hermana Keiko de querer todo el poder en Perú

Anuncios

Lima (AFP)

La guerra entre los hermanos Keiko y Kenji Fujimori por el control del fujimorismo, mayor fuerza política del Perú, se atizó el domingo luego de que el legislador la acusara de querer desaforarlo para recuperar el control absoluto del Congreso.

Paralelamente la prensa difundió versiones de una congresista leal a Kenji, en las que asegura que el menor de los Fujimori, de 37 años, se presentará ante la fiscalía como testigo de presuntos aportes de la brasileña Odebrecht a la campaña presidencial de Keiko, de 42.

Según Kenji Fujimori, el proceso de desafuero contra él y otros dos congresistas iniciado esta semana por el partido Fuerza Popular (derecha, populista) que dirige Keiko, es una prueba de lo que su hermana está dispuesta a hacer "para recuperar a cualquier costo la mayoría absoluta del Congreso".

"Esto no se trata de una lucha contra la corrupción, sino de una lucha por el poder", denunció Kenji, en un video difundido por el programa periodístico "Dia D" en Twitter.

El hijo menor del exgobernante Alberto Fujimori (1990-2000), negó ser un corrupto, como lo señaló su hermana y la plana mayor del partido que él ayudó a fundar en 2011, tras la difusión el martes de videos en los que supuestamente se ofrecen prebendas a cambio de votar contra la destitución del entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien renunció esta semana.

"Este golpe bajo ha afectado a mi madre, a mi padre, y a los peruanos que confían en mi", dijo Kenji este domingo sobre el video, grabado encubiertamente por un congresista de Keiko Fujimori.

"El Perú no merece esto", acota.

Sus declaraciones se difunden en momentos en que congresistas disidentes del fujimorismo, leales a Kenji, aseguran que el menor de los Fujimori se presentaría como testigo de la fiscalía en el caso por los supuestos aportes de la brasileña Odebrecht a la campaña de su hermana mayor.

"Dará información sobre los aportes de Odebrecht a Keiko (...) Kenji tiene un sinnúmero de pruebas que revelan cosas gravísimas", asegura la congresista Maritza García citada el domingo por el diario La República.

Kenji, uno de los más populares legisladores del país, renunció a inicios de marzo a las filas de Fuerza Popular cuando la fiscalía reveló que Odebrecht colaboró con más de un millón de dólares para la campaña de 2011 de Keiko.

Keiko impulsó en diciembre un primer intento de destitución de Kuczynski, mientras Kenji hizo lo contrario para conseguir la liberación de su padre, quien cumplía una condena de 25 años de prisión por crímenes contra la humanidad. Eso causó un cisma en el fujimorismo que perdió la mayoría absoluta (72) cuando Kenji le arrebató una docena de congresistas a su hermana.

Kuczynski renunció el miércoles arrastrado por un escándalo de corrupción por presuntos nexos entre sus compañías y Odebrecht. Lo reemplazó el vicepresidente Martín Vizcarra.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.