Elecciones en Egipto

Cierra el primer día de los comicios en Egipto con la victoria asegurada de Al-Sisi

Un soldado egipcio afuera de un colegio electoral durante el primer día de las elecciones presidenciales en El Cairo, Egipto, el 26 de marzo de 2018
Un soldado egipcio afuera de un colegio electoral durante el primer día de las elecciones presidenciales en El Cairo, Egipto, el 26 de marzo de 2018 REUTERS/Amr Abdallah Dalsh

La única variable en esta elección es la participación ya que el presidente saliente, sin oposición real, se dirige hacia un nuevo mandato. A raíz de las amenazas terroristas, se implementaron medidas drásticas de seguridad para esta votación.

Anuncios

A partir de este lunes 26 de marzo hasta el miércoles, unos sesenta millones de egipcios están llamados a las urnas para las elecciones presidenciales en 13 706 puestos de votación. Una de las angustias de las autoridades es tener una participación ‘aceptable’. Lo cual podría constituir un reto en este escrutinio sin intriga.

En el poder desde 2014, Abdelfatah Al-Sisi, no tiene por qué preocuparse de la oposición en este escrutinio. Tras una eliminación sucesiva de todos los potenciales adversarios, se enfrenta a un único candidato, Musa Mustafá Musa, un personaje cercano al poder. La oposición llamó al boicot de estas elecciones.

Una postura que no parece preocupar a las autoridades, quienes anunciaron una “fuerte participación” sin avanzar cifras. En la última elección presidencial, la abstención alcanzó el 63% después de dos días de votación, lo que había incitado a las autoridades a agregar un día más.

La seguridad es la otra preocupación mayor del Estado. Grupos extremistas amenazaron perturbar la elección, así que hoy se pudieron observar medidas fuertes de seguridad, con la presencia del ejército en los puntos estratégicos.

Una elección presidencial con sabores a referendo

En la capital del país, El Cairo, se reportó un ambiente festivo para acompañar a esta jornada de votación. Con camisetas, banderas y pancartas, los partidarios de Al-Sisi no detuvieron la propaganda luego de la apertura de los colegios y se pudo observar hasta distribución de comida.

El presidente fue el primero en votar en la mañana para que la televisión estatal pudiera sacar pudiera mostrarlo, para seguir reforzando la amplia presencia mediática que protagonizó en toda la campaña.

El exgeneral Abdelfatah Al-Sisi pretende a su segundo mandato para seguir con su promesa de devolver su estabilidad al país, tanto política como económica. Al-Sisi llegó al poder tras fomentar un golpe de Estado en contra de Mohamed Morsi, el presidente islamista que había sido elegido en las primeras elecciones egipcias consideradas ‘libres’.

Tras ganar las elecciones de 2014 con más de 96% de los votos, el militar Abdelfatah Al-Sisi se convirtió en presidente y cerró el ciclo iniciado con la revolución de 2011 que había sacado del poder a Hosni Mubarak, que permanecía al mando desde tres décadas. Al-Sisi parece marcar la restauración de este autoritarismo ya que la represión afecta a toda la oposición, islamista, laica o liberal.

Amenaza terrorista sobre las votaciones

El país atraviesa una ola de atentados desde el golpe de Estado de 2013. La seguridad es el mayor reto de las autoridades ya que varios grupos extremistas amenazaron su desarrollo. En las grandes ciudades, se pudo observar hoy una gran presencia de las fuerzas de seguridad, con, entre otras medidas, detectores de metales.

En el Sinaí, región que cuenta con la presencia del grupo Estado Islámico, los habitantes fueron explícitamente amenazados si pretendían ejercer su derecho a votar. Desde febrero pasado una operación militar se desarrolla en esta parte del país.

Esta intervención busca erradicar a los grupos terroristas presentes y, por ende, impedir a los potenciales atentados. La península se encuentra bajo el cerco del ejército, lo cual complica el transporte de los bienes básicos. En este contexto tenso, muy pocas personas acudieron a las urnas en los puestos de votación de esta región, según lo reportaron las autoridades locales y los residentes.

Con AP y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24