Saltar al contenido principal

Último debate de los candidatos presidenciales en Costa Rica, antes del balotaje

Los candidatos Fabricio Alvarado y Carlos Alvarado, durante un debate presidencial en Costa Rica el 25 de Marzo de 2018.
Los candidatos Fabricio Alvarado y Carlos Alvarado, durante un debate presidencial en Costa Rica el 25 de Marzo de 2018. Juan Carlos Ulate / Reuters.

Fabricio Alvarado y Carlos Alvarado se preparan para enfrentarse en su último cara a cara, previo a la segunda vuelta electoral del 1 de abril. Los candidatos ponen sobre la mesa todas sus fichas, para quedarse con la silla presidencial.

ANUNCIOS

El tiempo de campañas se agota y los dos candidatos presidenciales costarricenses se juegan parte de su futuro político en la noche de este 27 de marzo, durante uno de los pocos escenarios que les quedan para dirigirse a la nación.

Los televisores se encienden para el último debate televisivo en el que Fabricio Alvarado y Carlos Alvarado, enfrentarán sus posiciones y propuestas. Restan solo algunos días para el silencio electoral en el que las campañas serán prohibidas.

Mientras tanto, el conservador evangélico Fabricio Alvarado y el oficialista Carlos Alvarado, juegan contra el reloj y centran sus esfuerzos en actos de proselitismo político en diferentes regiones del país, una de esas citas políticas genera polémica.

La religión no puede inducir el voto de los ciudadanos

Por orden del Tribunal Supremo Electoral, el aspirante Fabricio Alvarado no podrá usar motivos religiosos en campaña. La orden se da luego de que el organismo recibiera un total de 86 denuncias, tras una reunión religiosa celebrada el pasado 16 de marzo entre el candidato del Partido Restauración Nacional y 250 líderes de iglesias evangélicas. El periodista y politólogo de centroizquierda Carlos Alvarado, acusó a su rival de pedir votos en las congregaciones.

El TSE determinó: “que se abstengan de llevar a cabo cualquier acción tendiente a incidir en la libre decisión de los electores, a partir de sus creencias religiosas o invocando motivos de religión".

El Tribunal basa su decisión en el artículo 28 de la Constitución y el artículo 136 del Código Electoral en los que se prohíbe usar la religión para inducir el voto de los electores. El incumplimiento de dicha disposición, podría acarrear infracciones de tipo económico.

El equipo de la campaña oficialista, aplaudió la determinación del organismo electoral, en respuesta a las críticas que llegaron desde el Partido del aspirante evangélico.

El domingo 1 de abril, 3,3 millones de costarricenses están llamados a las urnas para elegir a quien los gobernará a partir del 8 de mayo y por un periodo de cuatro años, entre 2018 y 2022.

Con EFE

 

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.