Nueva Zelanda no encuentra espías rusos para expulsar

Anuncios

Wellington (Estados Unidos) (AFP)

Nueva Zelanda aseguró el martes que le gustaría expulsar espías rusos para plegarse a la medida de solidaridad de los países occidentales con Gran Bretaña por el envenenamiento del ex agente doble ruso Serguei Skripal y su hija en Inglaterra, pero no los encontró.

"Lanzamos verificaciones en Nueva Zelanda. No tenemos en nuestro país agentes de inteligencia rusos no declarados. Si los hubiera, los expulsaríamos", declaró a la radio pública la primera ministra, Jacinda Ardern.

"Cuando hay toda una serie de intereses internacionales (...) ¿me sorprende que Nueva Zelanda no esté en la parte alta de la lista? No", dijo.

Más de veinte de países, entre ellos Estados Unidos y 16 de la Unión Europea (UE), a los que se sumaron Ucrania, Canadá, Noruega, Macedonia y Australia, anunciaron el lunes la expulsión de más de un centenar de diplomáticos rusos, en solidaridad con Gran Bretaña, que ya había tomada una medida similar días antes en represalia al envenenamiento de los Skripal, por los que responsabiliza a Rusia.

Moscú niega toda responsabilidad en el caso.

Nueva Zelanda, excolonia británica y miembro del Commonwealth, organización que reúne a las antiguas colonias británicas, es un indefectible aliado de Gran Bretaña, a quien le ofreció su apoyo en este caso. Pero reconoció que no podía hacer gran cosa por la ausencia de actividad de espionaje ruso en su territorio.

Arden agregó que su gobierno "continuaba evaluando las medidas que podría tomar para apoyar a la comunidad internacional luego del ataque de Salisbury", en Inglaterra.

Nueva Zelanda pertenece al cerrado grupo de países reunidos en el "Five Eyes", alianza de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá y Australia.