Caso Skripal

La OTAN expulsa a siete diplomáticos rusos por el caso Skripal

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, posa junto al Secretario de Relaciones Exteriores británico Boris Johnson en la sede de la Alianza en Bruselas, Bélgica, el 19 de marzo de 2018.
El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, posa junto al Secretario de Relaciones Exteriores británico Boris Johnson en la sede de la Alianza en Bruselas, Bélgica, el 19 de marzo de 2018. Emmanuel Dunand / Reuters

En apoyo a Reino Unido, que insiste en la implicación de Rusia en el envenenamiento del exespía, la organización sigue la línea de los países de Occidente que han expulsado diplomáticos rusos. Rusia advirtió que responderá de forma “simétrica”.

Anuncios

Entre este lunes y martes, cada hora que pasa en Rusia es la noticia de que algún país del mundo expulsará a sus diplomáticos. Solo que esta vez es la misma Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) la que ha decidido echar a siete diplomáticos de su alianza y negar la acreditación de otros tres.

El anuncio lo hizo este 27 de marzo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien ya había advertido que a Rusia le caerían “decisiones suplementarias”, como respuesta al envenenamiento del exespía Sergei Skripal en suelo británico el 4 de marzo pasado, sobre el que Reino Unido sospecha una implicación rusa por el agente nervioso usado.

“He retirado hoy la acreditación de siete personas de la misión rusa ante la OTAN. También voy a rechazar las demandas de acreditación pendientes de otras tres”, informó en rueda de prensa desde Bruselas, Stoltenberg.

Esta decisión se produce un día después de que Estados Unidos, Canadá, Australia y una veintena de países occidentales, entre ellos 16 de la Unión Europea, decidieran expulsar a más de 110 diplomáticos del Kremlin. El gobierno irlandés, por ejemplo, ha sido de los más recientes en sumarse, mientras que Luxemburgo se ha negado en aplicar las salidas de los funcionarios rusos por este motivo.

Con respecto a Estados Unidos, la embajadora del país ante la ONU, Nikki Haley, afirmó que “se está viendo un incremento en los movimientos de Rusia y cuando vemos que esas tácticas de espionaje están teniendo lugar en el corazón de la ONU no podemos permitirlo. Y no es solo sobre nosotros, muchos países dicen que todas estas acciones deben detenerse”.

Rusia responderá de forma “simétrica”

Horas antes, el Kremlin ya había anunciado que no se quedaría de brazos cruzados y daría una “respuesta simétrica” a aquellos que apoyen a Reino Unido en estas expulsiones. Yendo un paso más allá, las autoridades rusas atribuyeron el ataque a Skripal a “fuerzas poderosas” británicas y estadounidenses.

"Ahora, después de que se publicaran esas cifras (de los diplomáticos rusos expulsados) no queda la menor duda de que detrás de la provocación organizada en Reino Unido están unas poderosas fuerzas que se encuentran en Estados Unidos y Reino Unido", afirmó la portavoz de Exteriores rusa, Maria Zajarova.

Para el profesor de la Universidad ICESI de Cali (Colombia), Vladimir Rouvinsky, la decisión de los países occidentales responde a “un punto de quiebre para decir a Rusia que no puede seguir usando las estrategias que ha estado usando hasta ahora”, pero no solo respecto al caso Skripal, sino también en referencia a la guerra en Siria.

Por otra parte, Rouvinsky indica que Rusia “cada vez está más lejos de Occidente y no busca de ninguna forma resolver esta situación”. Más bien al contrario, “lo que busca Putin en su mandato es fortalecer su poder, mostrar que tiene problemas con Occidente, pero por las políticas occidentales, no las rusas”.

Con EFE, AP y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24