Un tribunal desestima demanda de Olivia de Havilland contra miniserie de FX

Anuncios

Los Angeles (AFP)

La corte de apelaciones de California desestimó la demanda presentada por la legendaria actriz de Hollywood Olivia de Havilland contra el canal FX por su caracterización en la serie "Feud: Bette and Joan".

En una decisión unánime el lunes, la Corte Segunda de Apelaciones del Distrito privilegió el derecho a la libertad de expresión -protegido por la Primera Enmienda- de los creadores de la serie por encima de la queja de la actriz.

"Los libros, películas, obras de teatro y programas de televisión a menudo retratan a personas reales... Si una persona retratada en uno de estos medios de expresión es una estrella de cine de fama mundial -una 'leyenda viva'- o una persona que nadie conoce, ella o él no poseen la historia", escribió el panel de tres jueces en su decisión.

"Ni él ni ella tienen el derecho legal de controlar, dictar, aprobar, desaprobar o vetar la caracterización de gente real por parte del creador".

De Havilland, de 101 años, quien ganó el Óscar a mejor actriz en 1946 y 1949, argumentó que no dio su consentimiento para utilizar su imagen en la miniserie ni recibió ninguna remuneración por el uso de su nombre y su identidad.

También argumentó en su demanda que la serie da una mala imagen suya y viola su derecho a la privacidad, al mostrarla en la ficción refiriéndose a su propia hermana, Joan Fontaine, como una "perra" ("bitch").

Documentos judiciales indicaron que el escritor Ryan Murphy afirmó que usó "bitch" como un sinónimo moderno de "dragon lady", un término que De Havilland había usado públicamente para describir a su hermana.

Pero los jueces agregaron que en general, la interpretación de De Havilland que hace la actriz Catherine Zeta Jones fue "abrumadoramente positiva".

La miniserie de FX se centra en la famosa rivalidad entre Bette Davis, interpretada por Susan Sarandon, y Joan Crawford, encarnada por Jessica Lange.

También muestra la rivalidad entre De Havilland, la amiga de Davis, y su hermana menor, Joan Fontaine, también ganadora del Óscar.

Esa rivalidad solo terminó con la muerte de Fontaine en 2013. De las estrellas que aparecen en la miniserie, solo De Havilland sigue viva.