Kim declaró que su visita a China era un "deber solemne"

Anuncios

Seúl (AFP)

El dirigente norcoreano Kim Jong Un le dijo al presidente chino Xi Jinping que el hecho de que Pekín fuera el destino de su primer viaje al extranjero desde que asumió el poder era un "deber solemne", reportó el miércoles la agencia KCNA.

"Sin duda, mi primera visita al extranjero [debía ser] a la capital china", dijo Kim en Pekín durante un banquete ofrecido por Xi, según la agencia oficial norcoreana.

"Es mi deber solemne, siendo alguien que debe cuidar y continuar las relaciones RPDC-RPC a través de generaciones", declaró Kim, según la agencia norcoreana, utilizando las siglas de las denominaciones oficiales de ambos países, la República Popular Democrática de Corea y la República Popular de China.

Su declaración llegó tras varios años de tensión entre ambos países.

KCNA indicó que la visita de Kim tuvo lugar de domingo a miércoles, por lo que el tren blindado del dirigente norcoreano entró en China durante el fin de semana y volvió a cruzar la frontera hacia Corea del Norte el miércoles temprano, tras haber salido de Pekín el martes por la tarde.

Kim iba acompañado de su esposa Ri Sol Ju y de varios responsables y dignatarios norcoreanos, señaló KCNA, que no mencionó a su hermana, Kim Yo Jong.

Esta fue su enviada especial para los Juegos Olímpicos de Invierno en febrero, en Corea del Sur, que dieron lugar a una remarcable actividad diplomática tanto en la península coreana como en el extranjero.