Saltar al contenido principal

Doctores de fútbol: El milagroso brasileño Santos por quien China pagó 1 millón de euros

Anuncios

Shanghai (AFP)

Brasileño como Neymar, su traspaso del Zenit San Petersburgo al Shanghai SIPG costó un millón de euros al club chino. ¿Pero cómo trabaja Eduardo Santos, especialista en curaciones en tiempo récord y adepto, desde su llegada al país asiático, a la acupuntura?

"En mi programa de puesta a punto, mezclo el método occidental con el que nos hemos acostumbrado en Asia", expone Eduardo Santos a la AFP. "No puedo llegar a China y decir a los jugadores chinos, que son seguidos por la medicina china desde su infancia: 'Venga, olviden lo que hacen habitualmente'. No me gusta eso".

El especialista de 38 años, que llegó al Shanghai SIPG como probablemente el primer médico de fútbol "traspasado" por una suma sustancial (1 millón de euros), se ha convertido en Asia en un adepto de la acupuntura.

El brasileño es oficialmente "responsable del departamento médico" del SIPG, donde celebra contar con la confianza de los técnicos, en primer momento del portugués Andre Villas-Boas, con el que ya trabajó en San Petersburgo, y desde noviembre de 2017 con otro luso, Vitor Pereira.

"Le dimos al técnico un buen quebradero de cabeza, ya que podría elegir a cualquiera para jugar, no había lesionados", recuerda Santos, que aterrizó en el fútbol europeo en el Vitesse Arnhem en Holanda antes de fichar por el Zenit ruso y de allá pasó al SIPG en septiembre de 2016.

En Shanghai dispone de un equipo de ocho personas, todas chinas, debido en parte a que quiere aprender con ellos.

- Abierto de espíritu -

Santos afirma haber declinado ofertas de grandes clubes europeos para continuar trabajando con total libertad en el seno de un SIPG "abierto de espíritu".

Para el brasileño, algunos clubes europeos no conceden todavía demasiada importancia al desarrollo de su departamento médico.

Su reputación está basada en algunos éxitos a nivel médico, como el delantero brasileño Hulk, "Míster músculos".

"En una época, tenía numerosas lesiones y problemas. Observando a Hulk, te dices: 'Es un jugador muy fuerte'. Pero tenía músculos débiles, isquiotibiales en mal estado", afirma Santos.

"Tenía mucha potencia a nivel de cuádriceps", por delante de los muslos, "pero nada en los isquiotibiales. Por lo tanto, comenzamos a equilibrar sus músculos tras una evaluación personal, que nos permitió encontrar el problema y establecer el programa de curación y prevención. Y desde entonces ya no hubo problemas" para el delantero de 31 años.

- David Luiz, Falcao, Mangala... -

Estos resultados espectaculares suscitan cierta desconfianza en algunos colegas.

"Yo soy un científico. Me baso en trabajos publicados", explica por ejemplo a la revista France Football el doctor Jean-Pierre de Mondenard.

"Si quiere disipar dudas, no debe seguir en el misterio. Es ese misterio el que desencadena sospechas", añade.

De cualquier modo, muchos viajan desde lejos para una consulta con el bautizado en 2015 por la prensa francesa como "doctor milagro", cuando recuperó al defensa brasileño David Luiz en un tiempo récord.

Entonces en el PSG, el brasileño quería absolutamente disputar la eliminatoria de cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Barcelona pese a una lesión en los isquiotibiales. Y ante la sorpresa general, desafiando cualquier diagnóstico, pudo disputar 69 minutos del partido de ida y todo el encuentro de vuelta. Aunque no pudo evitar la eliminación del equipo francés.

Otros pacientes del doctor brasileño: el guardameta internacional brasileño del Watford, Heurelho Gomes, el defensa francés Eliaquim Mangala (cedido al Everton por el Mánchester City), el belga del Tottenham, Mousa Dembélé, o el colombiano del Mónaco, Radamel Falcao.

"No hacemos milagros", asegura pese a todo Santos, sin poder impedir sonrojarse cuando se le recuerda su apodo de "doctor milagro".

"Hago ciencia y está claro que los resultados obtenidos son muy buenos. En el fútbol, la mayoría de las lesiones conciernen a los isquiotibiales. En el SIPG, no tenemos ese tipo de lesiones".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.