Saltar al contenido principal

Las dos Coreas fijan la primera cumbre en más de una década para el 27 de abril

El ministro de Unificación de Corea del Sur, Cho Myoung-gyon, saluda a su homólogo norcoreano, Ri Son Gwon, después de su reunión en la aldea fronteriza de Panmunjom, el 29 de marzo de 2018.
El ministro de Unificación de Corea del Sur, Cho Myoung-gyon, saluda a su homólogo norcoreano, Ri Son Gwon, después de su reunión en la aldea fronteriza de Panmunjom, el 29 de marzo de 2018. Korea Pool/Yonhap, vía Reuters

Las autoridades de las dos Coreas confirmaron la fecha para el encuentro de líderes de los dos países, que tendrá lugar en una aldea fronteriza. La desnuclearización de la península sería el principal tema de la agenda.

Anuncios

El deshielo de las relaciones entre las dos Coreas avanza, a la par que el líder norcoreano Kim Jong-un da señales de comprometerse con la desnuclearización de la península coreana y la mejora de las relaciones entre los países.

Según lo acordado, el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, se verán las caras el 27 de abril en Peace House, un pabellón del lado sur de la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), el único punto de la frontera militarizada entre los dos países en el que coinciden soldados norcoreanos y surcoreanos.

A principios de marzo, el presidente sucoreano Moon Jae-in envió una delegación a la capital norcoreana Pyongyang para reunirse con el líder de ese país, en un gesto que aceleró el acercamiento.

En una declaración conjunta tras el encuentro realizado el jueves 29 de marzo en la aldea fronteriza de Panmunjom, representantes de las dos partes confirmaron que el 4 de abril celebrarán una reunión de trabajo para discutir los detalles de la organización del encuentro, como el apoyo de personal, la seguridad y el manejo de la prensa.

El presidente del comité de Corea del Norte para la reunificación pacífica del país, Ri Son Gwon, admitió que “todavía tenemos un buen número de cuestiones que resolver”, pero destacó que “si las dos partes entienden profundamente el significado histórico de esta cumbre y lo dan todo, podremos resolver todos los problemas de manera rápida y amistosa”.

Luego de que el año pasado aumentaran considerablemente las tensiones por las pruebas de armas nucleares y misiles balísticos de Corea del Norte, la relación intercoreana experimenta una infrecuente etapa de distensión, que tuvo el acercamiento inicial con la participación de atletas norcoreanos en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang, en Corea del Sur, en febrero de 2018.

Técnicamente, las dos Coreas siguen en guerra después de que el conflicto bélico desatado entre 1950 y 1953 culminara con un cese al fuego, pero no con una tregua definitiva.

China y la ONU celebran el acercamiento entre las dos Coreas

Días atrás, el presidente chino Xi Jinping recibió en Beijing al líder norcoreano Kim Jong-un, lo que representó un viaje diplomático sin precedentes para el mandatario peninsular.

Al conocer la confirmación del encuentro entre los líderes de las dos Coreas, el gobierno chino elogió el esfuerzo de ambas partes por mejorar los vínculos. “Esperamos que el impulso del diálogo pueda continuar y que la situación pacífica también dure”, aseguró en una conferencia de prensa el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang.

Por su parte, el presidente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, se mostró entusiasmado por la reunión pactada. “En este mundo donde desafortunadamente muchos problemas parecen no tener una solución, creo que aquí hay una oportunidad para una solución pacífica a algo que hace unos meses nos perseguía como el mayor peligro al que nos enfrentamos”, expresó.

Un poco más moderado fue el secretario general adjunto de Asuntos Políticos de la ONU, Jeffrey Feltman, quien resaltó el entusiasmo por el deshielo en los lazos intercoreanos, pero consideró “importante gestionar bien nuestras expectativas” porque “se trata de problemas extremadamente complicados”.

Trump sugiere congelar el acuerdo comercial con Seúl hasta que esté garantizada la desnuclearización de la península coreana

Horas después de que se conociera la fecha para el encuentro entre los líderes de las dos Coreas, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mandó un mensaje de presión al sugerir que podría congelar el acuerdo comercial que alcanzó con Corea del Sur hasta que Seúl pacte con el líder norcoreano Kim Jong-un sobre la desnuclearización de la península coreana.

"¿Lo entiende todo el mundo? ¿Saben por qué? Porque es una carta muy fuerte, y quiero asegurarme de que todo el mundo sea tratado de forma justa”, lanzó Trump durante un acto de promoción de su plan de infraestructura celebrado en Cleveland, Ohio.

El martes 27 de marzo, Estados Unidos anunció haber alcanzado un preacuerdo comercial con Corea del Sur, que además engloba nuevas condiciones respecto a los aranceles de acero y aluminio, por el que el país asiático evitará la fuerte subida arancelaria.

Si el mandatario estadounidense no avanza con esa idea, el pacto comercial entrará en vigor el 1 de mayo, según informó la Oficina de Comercio Exterior, que depende de la Casa Blanca.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.