El COI confirma que su presidente, Thomas Bach, realiza una visita a Corea del Norte

Anuncios

Lausana (Suiza) (AFP)

El Comité Olímpico Internacional (COI) hizo oficial este jueves el inicio de una visita oficial a Corea del Norte de su presidente Thomas Bach, en lo que se presenta como una nueva iniciativa diplomática en la península después de los Juegos de Invierno en Pyeongchang.

"El presidente Thomas Bach se encuentra actualmente de visita en la República Popular de Corea", indicó el COI en un comunicado, precisando que esta visita "responde a una invitación del Comité nacional Olímpico (CNO) norcoreano", invitación cursada en el marco de las conversaciones en enero de 2018 en Lausana sobre la participación de Corea del Norte en los Juegos de Pyeongchang.

La agencia de prensa surcoreana Yonhap había informado horas antes de que Bach había sido visto en el aeropuerto de Pekín antes de embarcar en un avión de Air Koryo, la compañía norcoreana, con destino a la capital Pyongyang.

Otros medios habían publicado fotos del dirigente deportivo en el mostrador de registro.

La delegación del COI llegó este jueves a Pyongyang, precisó el COI, y abandonará el país el 31 de marzo por la mañana.

Durante la visita del presidente Bach, las reuniones tratarán sobre "el desarrollo del deporte en la República Popular de Corea, después de la exitosa participación" de sus deportistas en los Juegos de Invierno de PyeongChang, así como la preparación de los deportistas norcoreanos "ante una clasificación o una participación en los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio, en los de Invierno de 2022 en Pekín y en las ediciones de los Juegos de la Juventud de 2020 y 2022", añadió el CIO.

Un portavoz del COI había declarado durante los Juegos de Invierno, que se desarrollaron del 9 al 25 de febrero, que Thomas Bach acudiría a Corea del Norte tras ese evento.

Esta cita olímpica permitió un considerable acercamiento entre el Sur y el Norte, aislado, que envió una delegación de deportistas, representantes, y de jóvenes animadoras.

Deportistas de las dos Coreas habían desfilado conjuntamente durante la ceremonia inaugural, durante la cual el presidente surcoreano, Monn Jae-in, llegó a dar la mano a la hermana del dirigente norcoreano Kim Jong-Un.