Irán arma a los rebeldes hutíes de Yemen, afirma el ministro francés Le Drian

Anuncios

París (AFP)

Irán arma a los rebeldes hutíes de Yemen, declaró este jueves el ministro francés de Relaciones Internacionales, Jean-Yves Le Drian, haciéndose eco de una acusación de Arabia Saudita desmentida por el gobierno iraní.

"Hay un problema en Yemen, es que el proceso político no ha comenzado, que Arabia Saudita se siente agredida regularmente por los hutíes, que son armados por Irán", afirmó Le Drian en declaraciones radiales.

Le Drian hizo esas declaraciones pocos días antes de una visita del príncipe heredero saudita Mohammed bin Salmán, que estará en Francia del 8 al 10 de abril.

El ministro francés rechazó por otra parte las críticas a las ventas de armas de Francia a Arabia Saudita.

"Aplicamos las reglas internacionales para todas las ventas de armas. Tenemos un dispositivo muy riguroso de exportaciones de armas y lo respetamos con mucha vigilancia", declaró Le Drian.

La organización Amnistía Internacional acusó a varios países occidentales, entre ellos Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, de vender armas a Arabia Saudita y sus aliados, culpables de "crímenes de guerra pontenciale" en Yemen.

Arabia Saudita amenazó el lunes con represalias a Irán, al que acusó de estar detrás de los disparos de misiles efectuados desde Yemen por los rebeldes hutíes.

Según el gobierno saudita, la defensa antiaérea del reino interceptó el domingo siete misiles disparados desde Yemen.

Los misiles fueron destruidos, pero la caída de los restos de uno de ellos en una vivienda mató a un trabajador egipcio e hiritó a otros dos.

Sin mencionar a Irán, Francia reaccionó diciendo que "la transferencia de misiles a actores no estatales capaces de utilizarlos contra estados constituye un comportamiento irresponsable y contrario al derecho".

Por su parte, el Reino Unido anunció que iba a "pedir a la ONU que investigara cómo esos misiles habían llegado a Yemen".

Por su parte, Irán afirmó que apoya a los rebeldes hutíes pero desmintió que les entregue armas y acusó a Arabia Saudita de "crimenes de guerra" en Yemen.

Desde el 26 de marzo de 2015, Arabia Saudita dirige una coalición militar internacional que interviene en Yemen para apoyar a las fuerzas del gobierno reconocido por la comunidad internacional en su lucha contra los rebeldes hutíes, que en 2014 tomaron el control de Sana y de otros sectores del país.

El conflicto ha dejado cerca de 10.000 muertos y 53.000 heridos, incluyendo numerosos civiles, y provocado una importante catástrofe humanitaria, según Naciones Unidas.