Un año antes del Brexit, Theresa May de gira para predicar la unidad nacional

Anuncios

Londres (AFP)

Un año exacto antes de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), la primera ministra británica, Theresa May, lleva a cabo este jueves una gira por el Reino Unido para unir y tranquilizar a sus conciudadanos ante un Brexit que sigue dividiendo.

"Hoy, un año antes de que el Reino Unido abandone la UE y empiece a trazar su nueva vía en el mundo, voy a visitar a las cuatro naciones de la Unión para escuchar lo que la gente, en todo el país, piensa del Brexit", declaró May en un comunicado.

"En momentos en que dejamos la UE, estoy decidida a que en los años venideros reforcemos los vínculos que nos unen" agregó.

Convencida de que el futuro será "radiante", la jefa del gobierno habla de un futuro Reino Unido "comerciando libremente con sus amigos y sus socios en Europa y más allá".

"Al haber recuperado el control de nuestras leyes, nuestras fronteras y nuestro dinero, y aprovechado las oportunidades ofrecidas por el Brexit, el Reino Unido prosperará como país fuerte y unido, y ello beneficiará a todo el mundo, que haya votado por o contra el Brexit", agrega.

Theresa May inició su periplo por Escocia, donde visitó una fábrica textil en Ayrshire. Luego visitará a un grupo de padres y niños de Newcastle (noreste de Inglaterra). Después almorzará con agricultores cerca de Belfast, capital de Irlanda del norte, antes de viajar a Barry (País de Gales) donde asistirá a una mesa redonda con empresarios galeses. La última etapa será una reunión con polacos instalados en la capital británica.

- 'Horizonte glorioso' -

El Reino Unido abandona la UE el 29 de marzo 2019, dos años después de haber desencadenado el procedimiento de divorcio, al activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, y casi tres años después de haber votado a 52% en favor del Brexit en el referéndum del 23 de junio de 2016.

Ante la imposibilidad de obtener un acuerdo sobre la futura relación económica con sus exsocios europeas antes de que se cumpla este plazo, Theresa May obtuvo un período de transición hasta fines de 2020, durante el cual Londres no podrá intervenir en las decisiones de la UE pero seguirá perteneciendo al mercado único.

"Nuestro viaje nacional para salir de la UE llega casi a su fin, y un horizonte glorioso se abre ante nosotros" asegura el ministro británico de Exteriores Boris Johnson, punta de lanza de campo del "leave" ("irse" de la UE) en las páginas del Daily Express.

Este diario claramente anti-UE cita un sondeo realizado ante más de 2.000 personas en internet, según el cual 65% de los votantes se oponen a un segundo referéndum. Pero el tema sigue dividiendo al país, y muchos pro-UE se amparan en las incertidumbres del Brexit para intentar invertir el proceso de salida.

- 'No demasiado tarde' -

"No es demasiado tarde", dice el exprimer ministro Tony Blair, en la BBC. Una vez que se conozcan los términos del divorcio, los electores deberían pronunciarse de nuevo sobre la pertenencia de Reino Unido al bloque europeo, alega Blair.

Para el exprimer ministro, el Brexit fue la mayor decisión tomada por el Reino Unido desde el final de la Segunda guerra mundial. "Podremos decidir entonces si estos términos son mejores de lo que tenemos ahora".

Theresa May afirmó que con el Brexit, las diferentes provincias que constituyen el Reino Unido tendrán poderes decisorios incrementados -hasta ahora en manos de Bruselas--, tratando así de tranquilizarlas ante un "golpe de fuerza" de parte de Londres.

May también se ha comprometido a "proteger la integridad del Reino Unido en su conjunto", mientras sigue frenando las negociaciones con la UE el tema de la frontera entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la vecina República de Irlanda (miembro de la UE).

"Ello significa que hay que asegurarse de que no se erigirán nuevas barreras en el seno de nuestro mercado común, y que el Reino Unido esté en medida de respetar sus obligaciones internacionales en el futuro", explica May en el comunicado.