Saltar al contenido principal

Gazatíes protestan masivamente en la frontera con Israel bajo fuerte protección

Anuncios

Gaza (Territorios Palestinos) (AFP)

Miles de personas marchaban este viernes cerca de la frontera entre la Franja de Gaza e Israel en una gran protesta que suscitó preocupación ante el riesgo de enfrentamientos con las fuerzas israelíes que horas antes ya mataron a un palestino en la zona.

Los manifestantes se concentraron en diferentes puntos a lo largo de la frontera entre el territorio palestino y el Estado hebreo, constataron periodistas de la AFP.

Unos pocos se acercaron a escasos cientos de metros de la valla fronteriza, muy fuertemente protegida por militares israelíes con tanques y francotiradores, que utilizaban gases lacrimógenos para hacer retroceder a los palestinos.

Pocas horas antes del comienzo de este movimiento de protesta que se prevé que dure seis semanas, un disparo de artillería israelí mató a un agricultor palestino en el sur del enclave, informó el ministerio gazatí de Salud.

Según un portavoz del ejército israelí, dos "sospechosos" se acercaron a la barrera de seguridad. Los carros israelíes dispararon en su dirección.

Los dirigentes militares y políticos israelíes advirtieron que el ejército no dudará en dar la orden de abrir fuego a los francotiradores si los palestinos intentan infiltrarse en territorio israelí durante las manifestaciones.

Los gazatíes levantaron campamentos con carpas cerca de la valla fronteriza que separa Gaza e Israel para denunciar el estricto bloqueo impuesto desde hace diez años por el Estado hebreo y el cierre casi permanente del paso hacia Egipto.

Este movimiento de protesta, que debe durar seis semanas, también reivindica el "derecho al retorno" de los cientos de miles de palestinos que fueron expulsados de sus tierras o huyeron de la guerra que siguió a la creación de Israel en 1948.

Las manifestaciones de este viernes, que dan inicio a esta "marcha del retorno", coinciden con el "Día de la Tierra", homenaje que se rinde anualmente a seis árabes israelíes muertos en 1976 en manifestaciones contra la confiscación de tierras por Israel. También se prevén conmemoraciones en la Cisjordania ocupada y en la comunidad árabe israelí.

Estas seis semanas de protestas fueron oficialmente convocadas por la sociedad civil, pero Hamas, el movimiento islamista que gobierna en Gaza, las respalda y afirmó que se asegurará de que nadie se acerca peligrosamente a la frontera.

Sin embargo, los responsables israelíes se preocupan ante la posibilidad de que elementos incontrolados aprovechen la situación para provocar una confrontación.

Desde 2008, Israel y Hamas se han enfrentado en tres guerras en el enclave palestino y desde 2014 observan un tenso alto el fuego.

- "Cientos de francotiradores" -

El ejército israelí afirmó haber desplegado importantes refuerzos en la frontera para impedir infiltraciones durante la celebración de Pésaj, la Pascua judía, que se celebra a partir del viernes por la noche.

El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, amenazó a los palestinos que intenten forzar la entrada en Israel o dañar la valla fronteriza, advirtiéndoles que iban a desplegar en el sector "cientos de francotiradores".

"La dirección de Hamas juega con sus vidas", escribió en árabe Lieberman en Twitter dirigiéndose a los gazatíes. "Todo aquel que se acerque a la valla se pondrá en peligro. Les sugiero que sigan con sus actividades diarias y no participen en una provocación".

Uno de los temores israelíes es un intento, espontáneo o no, de forzar la barrera durante una marcha masiva con mujeres y niños.

El Estado de Israel celebrará en mayo su 70 aniversario, mientras los palestinos siguen esperando la creación de su Estado, que pocas veces ha parecido más incierta que ahora.

El derecho al regreso de los refugiados sigue siendo una reivindicación palestina fundamental y, para los israelíes, un obstáculo mayor a la paz.

El estatus de Jerusalén es también un punto importante de crispación, aún más desde que el presidente estadounidense Donald Trump decidió reconocer a la Ciudad Santa como capital de Israel y trasladar allí la embajada de Estados Unidos.

Esta decisión, tomada el 6 de diciembre, y el anuncio del traslado de la embajada estadounidense a mediados de mayo, coincidiendo con el aniversario, indignaron a los palestinos.

Estos últimos quieren que Jerusalén Este, anexionada por Israel, sea la capital del Estado al que aspiran.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.