Saltar al contenido principal

Juez de EEUU declara juicio nulo caso de asesinato de una joven por la MS-13

Anuncios

Los Angeles (AFP)

Un juez de Los Ángeles declaró este jueves juicio nulo un conocido caso contra tres miembros de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13) acusados por secuestro, muerte y violación de una joven de 13 años en California.

Los fiscales afirman que los acusados Santos Grimaldi, Melvin Sandoval y Rogelio Contreras llevaron a Jacqueline Piazza en el maletero de un coche a una zona remota en Los Ángeles, donde fue atacada y disparada dos veces en la cabeza.

Pero el juez del tribunal superior de Los Ángeles Larry Fidler declaró el juicio nulo después de que los miembros del jurado, que han seguido el caso durante cinco meses y llevan deliberando desde el 7 de marzo, fueran incapaces de alcanzar un veredicto unánime sobre los cargos de homicidio.

Los sospechosos tienen que comparecer de nuevo ante el tribunal el próximo 4 de mayo junto a los fiscales, que pretenden conseguir un nuevo juicio y la pena de muerte para Grimaldi, de 35 años, y Sandoval, de 38, y cadena perpetua para Contreras, de 40 años.

El pasado 1 de marzo otro jurado diferente condenó a un cuarto acusado, Jorge Palacios, de homicidio en primer grado y secuestro, y podría ser condenado a cadena perpetua en su sentencia prevista para el 11 de abril.

Según el fiscal, el trío llevó a la joven a una zona alejada en Elysian Park, donde su cuerpo desnudo fue hallado por un hombre que paseaba a un perro a la mañana siguiente.

"Este crimen contra Jacqueline fue un asesinato violento en el que fue disparada dos veces en la cabeza, y este es el estado en el que quedó", dijo uno de los miembros del jurado, Mathai, mostrando una foto de la víctima vestida solo con unos calcetines y unos zapatos.

Según el fiscal, la joven fue violada, el ADN de Sandoval fue hallado en su interior y el ADN de Grimaldi se encontró en su pecho.

La pandilla MS-13 es uno de los grupos criminales que se encuentra detrás de la ola de violencia de Guatemala, Honduras y El Salvador.

La banda, que se formó en Los Ángeles por inmigrantes salvadoreños que escapaban de la guerra civil en la década de 1980, se mantiene activa en Estados Unidos.

Palacios, Grimaldi, Sandoval y Contreras fueron inculpados en mayo de 2012 en conexión con el asesinato de Piazza después de que una mujer de la pandilla declarara cinco años después de la muerte que estuvo presente en el crimen.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.