Satélite espacial chino

Tiangong-1 impactará la tierra en los próximos días

Imagen de Archivo. Un modelo del módulo de laboratorio espacial Tiangong-1. China, Junio 15, 2012.
Imagen de Archivo. Un modelo del módulo de laboratorio espacial Tiangong-1. China, Junio 15, 2012. Jason Lee/Reuters

El satélite de origen chino, que perdió contacto con los científicos chinos desde 2016, reingresará nuevamente al planeta y se espera que algunos de sus residuos choquen en la tierra.

Anuncios

El artefacto que pesa más de siete toneladas y que tiene una longitud de casi 11 metros fue puesto en órbita en el año 2011 siendo el primer laboratorio espacial con el que contaba el gobierno chino como parte de su ambicioso programa espacial.

Expertos aseguran que el impacto de residuos del satélite, en espacios habitados por seres humanos, sean casi nulos ya que la mayor parte del Tiangong-1 se desintegrará durante su ingreso al planeta, además, se espera que varios de estos restos no desintegrados por completo caigan al océano pacífico y a locaciones no pobladas.

Según cálculos de Stijn Lemenes, experto en residuos de la Agencia Espacial Europea, las posibilidades de ser alcanzado por residuos espaciales es una en 1,2 billones. Diez millones de veces menos que de recibir el impacto de un rayo.

El gobierno chino, a pesar de perder contacto con el artefacto espacial, ha monitoreado el descenso. “Estamos informando continuamente a la Agencia Espacial de las Naciones Unidas”, dijo Lu Kang, ministro del exterior chino en una conferencia efectuada el 30 de marzo en Beijing, China.

Al haber perdido contacto hace dos años, el reingreso del artefacto espacial no podrá ser controlado en su reingreso al planeta como otros satélites o grandes naves que se han encontrado orbitando el planeta tierra.

“Hay varias campañas de control por parte de los radares que hay en la superficie”, dijo Richard Crowther, jefe de ingenieros de la agencia del Reino Unido.

A pesar de que el satélite espacial chino caiga en el planeta tierra, el gobierno de China tiene planeado para que en 2023 se establezca en órbita una estación espacial permanente, cuyo objetivo es convertirse en el país con más puertos espaciales dentro de los próximos 10 años.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24