Caso Skripal

ONU alerta de una segunda Guerra Fría entre Rusia y Occidente

Una vista general muestra la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en Moscú, Rusia, el 29 de marzo de 2018.
Una vista general muestra la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en Moscú, Rusia, el 29 de marzo de 2018. Sergei Karpukhin/Reuters

Rusia expulsa a varias decenas de diplomáticos de 23 países tras haberse solidarizado con Reino Unido por el caso del envenenamiento del exespía Serguei Skripal. Estas medidas son vistas como una declaración de guerra fría a Occidente.

Anuncios

Este viernes 30 de marzo lo embajadores de 23 países, entre ellos Alemania, Francia, España, Australia, Canadá o Ucrania, fueron convocados a la Cancillería en Moscú, para hacerles entrega de "notas de protesta" por las "medidas inamistosas" adoptadas contra Rusia.

Los países que hacen parte de la lista de expulsado de territorio ruso son Suecia, Rumanía, España, Italia, Holanda, República Checa, Lituania, Alemania, Canadá y Francia. A estas naciones se le suma la salida de al menos 23 diplomáticos de Reino Unidos y de 60 diplomáticos de Estados Unidos, además del cierre del consulado de Washington en San Petersburgo.

En total el Kremlin ha ordenado la salida de 150 funcionarios, luego de que la primera ministra británica Theresa May acusara a Rusia del envenenamiento del exespía Serguei Skripal y su hija Yulia en Salisbury el 4 de marzo con un agente nervioso de fabricación rusa.

Luego del señalamiento, Londres expulsó a 23 diplomáticos rusos hecho que ha desencadenado una ola de medidas por parte de varios países de la Unión Europea y Estados Unidos en contra de Rusia.

Aunque se preveía que Moscú respondería a las acciones, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Antonio Guterres, alertó de una nueva Guerra Fría.

Ante la creciente tensión que parece no disiparse con el paso del tiempo, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró que: “Rusia no ha desatado guerras diplomáticas y Putin ha sido y es partidario de entablar y desarrollar buenas relaciones con todos los países, incluido Estados Unidos".

Sin embargo, los anuncios por parte del gobierno de Valdimir Putin no tienen precedentes, incluso en los momentos cumbre de la Guerra Fría.

"Nosotros no fuimos los que empezamos esto. Rusia sigue abierta al diálogo con todos sus socios, pero nosotros no aceptamos el lenguaje de ultimátum, la grosería política, la abierta rusofobia y el chantaje. Estábamos obligados a tomar medidas de respuesta", dijo Leonid Slutski, jefe del comité de Exteriores de la Duma.

Por ahora Rusia ha exigido a las autoridades británicas poder tener "acceso consular" a Yulia, quien ha mostrados signos de mejoría en las últimas horas, para así dar testimonio de lo ocurrido. Pero el gobierno británico no está dispuesto a concederlo.

Con EFE Y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24