Saltar al contenido principal

Acuerdo para evacuar civiles de Duma, último bastión rebelde en Guta Oriental

Anuncios

Beirut (AFP)

Un acuerdo para la evacuación de civiles fue concluido entre Rusia, aliado del gobierno sirio, y los rebeldes que controlan la ciudad de Duma, último bastión insurgente en Guta Oriental, cerca de Damasco, anunció el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

"El grupo Yaish al Islam y Rusia concluyeron un acuerdo parcial para permitir la evacuación de centenas de civiles hacia Idlib", una región del noroeste de Siria controlada por los rebeldes, dijo el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Ester primer acuerdo de evacuación en Duma concierne unas 1.300 personas, indicó la fuente.

"Las negociaciones para lograr un acuerdo completo continúan", agregó.

"El sábado hubo una nueva serie de negociaciones y se llegó a un acuerdo para evacuar casos humanitarios hacia el norte de Siria", confirmó el comité civil de Damasco, que participa en las negociaciones.

Aplastados por un diluvio de fuego, que en cinco semanas mató a más de 1.600 civiles, dos de los tres grupos rebeldes presentes en Guta Oriental aceptaron abandonar sus posiciones.

En 10 días, más de 45.000 rebeldes y civiles evacuaron la zona de Guta Oriental, que las tropas gubernamentales controlan en 95%, indicó el OSDH.

Las conversaciones con Yaish al Islam, que controla Duma y sus alrededores (unos 30 km2), estaban bloqueadas porque el grupo rebelde plantea permanecer en la ciudad a cambio de su desarme y del despliegue de la policía militar rusa, indicó el OSDH.

Sin embargo, los militares rusos no quieren negociar un acuerdo diferente de los que se hicieron con los otros grupos rebeldes, que asegura la permanencia de los habitantes en las ciudades y garantiza la evacuación de los combatientes y los civiles que lo deseen hacia Idlib.

El sábado, el régimen sirio declaró que iba a continuar los combates para apoderarse del último feudo rebelde, por lo cual reforzó su presencia alrededor del bastión insurgente.

La conquista total de Guta Oriental, sometida a un duro asedio durante cinco años, será una gran victoria para el gobierno del presidente Bashar al Asad en la guerra que conoce Siria desde 2011.

Gracias al apoyo militar ruso, a partir de noviembre de 2015, el gobierno sirio dio la vuelta la situación militar, multiplicando las victorias frente a los rebeldes y al grupo yihadista Estado Islámico (EI) y recuperando el control de más de la mitad del territorio del país.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.