Estrellas surcoreanas del K-pop preparan concierto histórico en Pyongyang

Anuncios

Seúl (AFP)

Grupos musicales de gran fama en Corea del Sur, incluidas jóvenes estrellas del K-pop, darán un concierto el domingo por la tarde en Pyongyang, en un nuevo gesto de reconciliación antes de una cumbre intercoreana muy inhabitual.

Este espectáculo, el primero de artistas surcoreanos en Corea del Norte desde hace más de una década, tiene lugar en pleno periodo de deshielo en la península coreana tras dos años de escalada debido a los ensayos nucleares y balísticos del régimen de Pyongyang.

Los 120 surcoreanos, 11 grupos además de bailarines, técnicos y practicantes de taekwondo, llegaron el sábado a la capital norcoreana.

Por la tarde, darán un concierto en el gran teatro de Pyongyang Este, con aforo para 1.500 personas. El martes, actuarán junto con artistas norcoreanos en el Gimnasio Ryugyong Jong Ju Yong de la ciudad, que puede acoger a 12.000 espectadores.

Los músicos ensayaron su espectáculo el domingo, según las fotografías de medios surcoreanos.

Los Juegos Olímpicos de invierno que se celebraron en Corea del Sur fueron el catalizador de un rápido acercamiento entre ambos países.

El líder norcoreano Kim Jong Un envió para la ocasión al país vecino a deportistas, animadoras y a su hermana menor.

Siguieron intensos contactos diplomáticos que desembocaron en propuestas de cumbres entre las dos Coreas, así como entre Pyongyang y Washington.

El grupo más famoso de los que actuará el domingo en Pyongyang es "Red Velvet", una banda formada por muchachas de la ola K-pop que arrasa en Asia y más allá.

Las "Red Velvet" son conocidas por éxitos como "Ice Cream Cake", "Peek-A-Boo" y "Russian Roulette", mezcla de pop electrónico, música disco y sensiblería.

Corea del Norte es un país muy aislado. El acceso a la cultura procedente del exterior está severamente restringido, incluso con penas de prisión, pero el K-pop surcoreano también es popular allí gracias a los lápices de memoria importados ilegalmente desde China.

Entre los artistas surcoreanos que viajaron a Corea del Norte es´ta también el cantante Cho Yong-pil, de 68 años, que ya actuó a puerta cerrada en Pyongyang en 2005. Se dice que el padre de Kim Jong Un, su predecesor Kim Jong Il, era un gran fan de este artista.