Saltar al contenido principal
Protección de migrantes

Israel cancela acuerdo con Acnur sobre inmigrantes

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu ofreció cambiar el estatus de 16 mil inmigrantes africanos en su país
El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu ofreció cambiar el estatus de 16 mil inmigrantes africanos en su país Ronen Zvulun / Reuters

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, canceló el acuerdo con la agencia para la protección de refugiados de la ONU. El lunes, ya había anunciado la suspensión del pacto que protegía de la deportación a al menos 30 mil migrantes africanos.

Anuncios

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, canceló el acuerdo logrado el lunes con la ONU. Sus mecanismos ponían fin a una controvertida ley que implicaba la expulsión de su territorio de más de 30.000 migrantes del continente africano que se encuentran en Israel de manera ilegal.

El acuerdo firmado entre la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y el Gobierno israelí, pretendía facilitar una solución a cerca de 37.000 africanos que se encuentran en territorio israelí.

El mismo contemplaba, en un primer momento, que cerca de 16.000 inmigrantes africanos fueran llevados a países occidentales. Por otro lado, Israel se comprometía a formalizar el estatus de otros 16.000 migrantes africanos.

El anuncio del primer ministro llega tras un día de confusión sobre su decisión: el lunes dos de abril en la mañana dijo en una conferencia de prensa, que Italia, Alemania y Canadá serían algunos de los países que podrían recibir un número importante de africanos y luego anunció, a través de redes sociales, la suspensión del pacto.

El plan de deportación de Israel

Israel, un estado formado con la finalidad de dar protección y cobijar a los judíos que se encontraban bajo persecución, se debatía entre mantener a más de 32.000 inmigrantes africanos o expulsarlos a otros países.

Esta situación fue aprovechada por los representantes de la derecha israelí para presionar al Gobierno de Netanyahu, alegando que la ciudad de Tel Aviv habría incrementado los índices de inseguridad tras la llegada de los migrantes.

A principio de año, Netanyahu y su equipo de trabajo dieron a conocer la ley que suponía un plan de deportación que afectaría a más de 32.000 africanos procedentes en su mayoría de Eritrea y Sudán.

Esta iniciativa recibió el 15 de marzo un veto por parte del Tribunal Supremo de Israel, el cual sustentó su decisión en el alegato de que ninguna persona podría ser expulsada del país hacia una tercera nación africana que no fuese de manera voluntaria.

El programa de expulsiones previsto y aprobado en enero del año 2018 contemplaba que muchos inmigrantes (entre ellos solicitantes de asilo) fuesen encarcelados si se negaban a viajar a un tercer país africano. Los incentivos incluían dinero en efectivo y el boleto de avión.

"Vi en los últimos años que mucha gente perdió sus esperanzas debido a esa deportación a un lugar inseguro", informó a la agencia de noticias Reuters Teklit Michael, un inmigrante que llegó a Israel desde Eritrea hace diez años.

El acuerdo preveía, entre otras medidas, una rehabilitación para el sur de Tel Aviv, lugar en donde se concentra la mayor cantidad de migrantes.

En Facebook, Benjamin Netanyahu arremetió contra los migrantes que permanecen ilegalmente en Israel, tachándolos de "infiltrados" que se necesitan "eliminar".

En un contexto en el cual la extrema derecha, que forma parte de su Gobierno, hubiera presionado en contra de este acuerdo, el primer ministro dio marcha atrás. "Estoy atento a ustedes, ante todo a los residentes de sur Tel Aviv. Por lo tanto, decidí reunirme con el Ministro del Interior Aryeh Deri y con los representantes de los residentes", afirmó en la red social, "mientras tanto, suspenderé la implementación del acuerdo y, tras reunirme con los representantes, llevaré el acuerdo a una nueva evaluación".

Italia desmintió la existencia de cualquier acuerdo y Alemania aseguró no tener conocimiento de esta solicitud, aunque Netanyahu mencionó estos países como parte de lo que se había logrado con la Acnur.

Con EFE, AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.