Saltar al contenido principal

Israel rechaza la investigación de la ONU sobre las protestas en Gaza

Un fotógrafo palestino en silla de ruedas recibe ayuda, mientras otros huyen a causa del gas lacrimógeno, disparado por tropas de Israel, durante las protestas en la frontera entre Israel y Gaza donde los manifestantes exigen el derecho de los palestinos a regresar a su tierra natal, al este de la ciudad de Gaza, el 1 de abril de 2018.
Un fotógrafo palestino en silla de ruedas recibe ayuda, mientras otros huyen a causa del gas lacrimógeno, disparado por tropas de Israel, durante las protestas en la frontera entre Israel y Gaza donde los manifestantes exigen el derecho de los palestinos a regresar a su tierra natal, al este de la ciudad de Gaza, el 1 de abril de 2018. Mohammed Salem / Reuters

El Estado israelí se negó a que Naciones Unidas emprendiera una investigación sobre los enfrentamientos que dejaron 16 muertos. En esa línea, informó que no devolverá los cuerpos de dos ciudadanos palestinos que retiene desde el viernes.

Anuncios

Israel se negó este domingo a que Naciones Unidas, apoyada por la Unión Europea y otros países, abra una investigación independiente sobre lo ocurrido en la Franja de Gaza el 30 de marzo pasado. El Estado israelí rechaza así esclarecer cómo se produjeron las 16 muertes de ciudadanos palestinos durante las protestas de la “Gran Marcha del Retorno”, que derivaron en enfrentamientos contra el Ejército.

Según el ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, los soldados "hicieron lo que tenían que hacer. Creo que todas nuestras tropas merecen un reconocimiento, y no habrá investigación", ya que “la mayoría eran terroristas”, señalando que diez de los fallecidos pertenecían supuestamente a la organización islamista de Hamás.

Para Lieberman esta investigación de la ONU es hipócrita y la actuación de las tropas fue la apropiada porque Israel asegura que los manifestantes lanzaron objetos incendiarios y sobrepasaron los límites de la línea divisoria, al cruzar más allá de los 300 metros de distancia permitidos.

Bajo la idea de que algunos de los palestinos fallecidos eran “terroristas”, Israel además confirmó que retendrá dos de los cuerpos porque “estaban armados con rifles y su intención era cometer un ataque en Israel”, dijo el comandante general Yoav Mordejai, encargado de controlar los territorios palestinos.

Los dos cuerpos retenidos fueron identificados como Masab Salul (presunto miembro del brazo armado de Hamás) y Mohammed Rabaya, y se unirán a los 24 cadáveres que guarda el Estado hebreo desde su operación militar en Gaza en 2014. No es la primera vez que usa este argumento como moneda de cambio para recuperar y enterrar a los israelíes cautivos que dice que mantiene Hamás.

La ONG Al Mizan y la israelí Adalah - Centro Legal por los Derechos de la Minoría Árabe habían pedido este sábado a Israel, sin éxito, acceder a la frontera y recuperar los cuerpos, que entonces se encontraban en “condiciones desconocidas”.

A principios de marzo, el Parlamento israelí aprobó una ley que respalda a las fuerzas de seguridad a conservar y retener los cuerpos de "los terroristas palestinos que murieron mientras realizaban ataques terroristas".

A pesar de este panorama, el dirigente de Hamás, Ismail Haniyeh, tildó de éxito la convocatoria del viernes, en la que aseguran que participaron unas 40.000 personas, entre mujeres, niños y hombres.

En este tercer día de protestas, que están previstas que duren hasta el 15 de mayo, se han producido nuevos altercados con el Ejército y un palestino fue herido por un disparo en la cabeza.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.