Birmania acepta recibir una visita del Consejo de Seguridad de la ONU

Anuncios

Naciones Unidas (Estados Unidos) (AFP)

Birmania aceptó una visita del Consejo de Seguridad de la ONU después de resistirse durante dos meses, pero sin establecer claramente si la misión podrá llegar al estado Rakáin, indicó el lunes el lunes el presidente del consejo.

Cerca de 700.000 rohinyás -una minoría musulmana- huyeron de Rakáin, en el oeste de Birmania, para refugiarse en el vecino de Bangladés desde que el ejército birmano lanzó una ofensiva contra rebeldes musulmanes en agosto de 2017.

El Consejo de Seguridad planteó realizar una visita en febrero pasado, pero el gobierno birmano estimó que "no era un buen momento" para llevar a cabo ese desplazamiento.

El embajador peruano Gustavo Meza-Cuadra, presidente en ejercicio del Consejo, indicó que los detalles de la visitan aún deben ser resueltos, especialmente si la misión enviada será autorizada para ir Rakáin.

"Evidentemente estamos interesados en el estado Rakáin", dijo Meza-Cuadra. "No hay nada mejor que una visita al terreno para darse cuenta" de la situación, agregó.

El Consejo planea visitar el campamento de refugiados en Cox Bazar, pero aún no ha anunciado una fecha.

Birmania niega vehementemente todas las acusaciones de la ONU y Estados Unidos de una limpieza étnica. El organismo multilateral sostiene que el gobierno no repelió los ataques a los rebeldes musulmanes.

Los rohinyás son la mayor población apátrida del mundo, después de que fueron privados de tener la nacionalidad birmana en 1982.