El número de desempleados en España baja a 3,42 millones en marzo

Anuncios

Madrid (AFP)

El número de desempleados en España descendió en marzo hasta 3,42 millones de personas, una bajada especialmente espoleada por el sector de los servicios, anunció este martes el ministerio de Empleo.

Se trata de "su nivel más bajo de los últimos nueve años" en un mes de marzo, según el ministerio.

La bajada fue de 47.697 personas con respecto al mes anterior. El número de desempleados retrocede un 7,5% con relación a marzo de 2017, precisa el ministerio en un comunicado.

La afiliación a la Seguridad Social en marzo fue de 18,5 millones de personas, o sea 592.081 más que en el mismo mes de 2017.

El ministerio no ofrece la tasa de desempleo, de la que se encarga el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyos datos sirven de referencia al contabilizar también aquellos desempleados no registrados oficialmente. A finales de 2017 el índice de desempleo era de 16,5%, según este organismo.

La tasa de desempleo en España, que rozó el 28% en 2013 en plena crisis financiera, sigue siendo la segunda más elevada de la Eurozona después de la de Grecia.

El descenso del número de desempleados es notable en las regiones de Valencia, Cataluña y Andalucía, probablemente estimuladas por la contratación del sector turístico para las vacaciones de Semana Santa.

Por sectores, el paro se redujo en los servicios (-2,20%) y en la industria (-0,55%) pero creció en el de la construcción (+0,52%).

Alrededor del 88% de los contratos firmados en marzo fueron temporales, un aspecto en el que España ostenta el récord de la zona euro. Aun así, el número de contratos de duración indefinida aumentó un 8,4% respecto a marzo de 2017, precisa el ministerio.

El gobierno conservador de Mariano Rajoy revisó al alza a finales de marzo su previsión de crecimiento para 2018, del 2,5% al 2,7%.

En cambio, la progresión del mercado laboral no será tan optimista como auguraban: si antes pronosticaban una tasa de desempleo del 14,7% a finales de 2018, el nuevo ministro de Economía, Román Escolano, modificó la previsión al 15%.