Candidato izquierdista en México pide a inversionistas no "dejarse asustar"

Anuncios

México (AFP)

El izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien lidera las encuestas de cara a los comicios presidenciales de julio en México, pidió a inversionistas que confíen en sus propuestas y "no se dejen asustar", en un artículo publicado este miércoles por un diario local.

"Señores inversionistas, nuestra propuesta va encaminada a lograr un cambio ordenado y pacífico para mejorar las condiciones de vida y de trabajo de nuestros connacionales y que haga posible el renacimiento de México", dijo López Obrador en un artículo divulgado por el diario económico El Financiero.

"Tengan confianza. No somos rebeldes sin causa y tenemos palabra. Sabemos cumplir nuestros compromisos. No se dejen asustar", agregó el candidato.

López Obrador, quien lidera la mayoría de sondeos con más de 10% de ventaja, ha inquietado a los mercados con sus propuestas.

Su programa electoral incluye una revisión de los contratos petroleros firmados por México tras abrir su sector energético a la inversión privada en 2014, y la suspensión de la construcción de un nuevo aeropuerto para la capital mexicana, cuya inversión asciende a unos 250.000 millones de pesos (13.700 millones de dólares).

López reiteró que los contratos petroleros y de obras públicas se revisarán "uno a uno para evitar casos de corrupción", con apego a los procedimientos legales y "protegiendo a quienes hayan adquirido bonos", así como a los trabajadores cuyos fondos de retiro hayan sido invertidos en tales títulos.

En tanto, el candidato insistió en que la firma del renovado Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que México renegocia con Estados Unidos y Canadá, debe hacerse después de las elecciones del 1° de julio, en momentos en que las autoridades mexicanas han dicho que podrían lograr acuerdos clave tan pronto como en abril.

López Obrador explicó que el modelo económico que propone es semejante al que México aplicó en el periodo conocido como "desarrollo estabilizador", que va de 1950 a 1970, cuando el Producto Interno Bruto (PIB) creció casi 7% en promedio impulsado por políticas proteccionistas e intervención estatal en la economía.

"No es nuestro propósito... revivir un modelo del pasado y aplicarlo de manera mecánica; pretendemos retomar las lógicas que funcionaron, ajustarlas a las condiciones actuales y aplicarlas con una visión política distinta", agregó.