China-EE. UU.

China anuncia aranceles del 25% a 106 productos estadounidenses y Trump responde

Productos importados desde Estados Unidos en un supermercado situado en Shanghái, China, el 3 de abril de 2018.
Productos importados desde Estados Unidos en un supermercado situado en Shanghái, China, el 3 de abril de 2018. Aly Song / Reuters

China anunció nuevos aranceles a productos estadounidenses cuyo impacto equivale a los impuestos por Washington, pero insistió en que no desea una guerra comercial a gran escala. El presidente Donald Trump respondió que no están en guerra.

Anuncios

El gobierno de Beijing anunció este miércoles 4 de abril la imposición de aranceles del 25% a un total de 106 nuevos productos importados desde Estados Unidos, entre ellos soya, maíz, carne de vacuno, zumo de naranja, tabaco, automóviles o ciertos tipos de aviones, por un valor de 50.000 millones de dólares.

Así lo anunció el viceministro de Finanzas chino, Zhu Guangyao, en una rueda de prensa convocada para explicar estas medidas chinas que son una respuesta rápida al anuncio previo de la Oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos (USTR) de una lista de 1.300 productos chinos a los que planea imponer aranceles, como respuesta a las prácticas comerciales "desleales" de China.

"En estas circunstancias, China no tiene otra opción que actuar para defender sus intereses. Nos vemos forzados a tomar contramedidas", afirmó Zhu. Pese a esto, el viceministro recalcó que su país busca una negociación con Washington "dentro del respeto mutuo", pero lanzó una clara advertencia: "si Estados Unidos insiste en actuar por su cuenta, quiero enfatizar que desde la fundación de la nueva China (la victoria de los comunistas en 1949) el país nunca ha sucumbido a la presión exterior".

El Ministerio de Finanzas de China indicó en un comunicado que la decisión estadounidense "viola claramente las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y los derechos e intereses legítimos de China y amenaza los intereses económicos y la seguridad del país".

Por eso se calcula que el alcance de las medidas chinas equivaldrá a unos 50.000 millones de dólares en importaciones procedentes de EE. UU., con lo que pretende equilibrar la decisión anunciada por Washington.

La lista de la USTR, que incluye medicamentos o aparatos de tecnología punta de las industrias aeroespacial y robótica, está ahora sujeta a un periodo de comentarios públicos de 30 días antes de que los gravámenes entren en vigor.

Zhu recalcó también que China no planea usar como arma comercial contra Washington el enorme volumen de bonos del Tesoro estadounidense en manos chinas, que se calcula en cerca de 1,2 billones de dólares (unos 980.000 millones de euros).

La respuesta de Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se manifestó como es habitual en su cuenta oficial de Twitter sobre los anuncios de China y dijo que su país no está en "una guerra comercial con China, esa guerra se perdió hace muchos años por las personas tontas o incompetentes que representaban a EE. UU.", aseguró el primer mandatario.

"Ahora tenemos un déficit comercial de 500.000 millones al año, con robo de propiedad intelectual de otros 300.000 millones. ¡No podemos permitir que esto continúe!", añadió Trump en el mismo tuit.

Trump anunció en marzo de 2018 que impondría aranceles de hasta 60.000 millones de dólares sobre las importaciones chinas aunque, según lo informado por el USTR, finalmente el volumen afectado será de 50.000 millones.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24