CIDH culpa a países de América Latina de daños a la niñez por el crimen organizado

Anuncios

Tegucigalpa (AFP)

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) responsabilizó este martes en Honduras a los estados de América Latina por los flagelos que sufre la niñez por parte del crimen organizado y de la represión policial y militar.

Los bajos niveles de desarrollo en zonas marginales "facilitan el surgimiento y la expansión de grupos que se dedican a cometer delitos y de organizaciones criminales", advirtió la CIDH en un informe presentado en Tegucigalpa por la relatora de los derechos de la Niñez, la panameña Esmeralda Arosemena.

La relatora llegó a Honduras el lunes para examinar la situación de la niñez con autoridades del gobiernos y organismos de derechos humanos.

Llegó junto al relator de Derechos Humanos de la comisión, el mexicano Joel Hernández, quien investiga las muertes en las protestas por las elecciones de noviembre.

La comisión señaló en el informe que la ausencia de oportunidades para los adolescentes provocan situaciones de exclusión socioeconómica que los Estados no han conseguido revertir.

Esas condiciones reproducen en zonas marginales de los centros urbanos "contextos de desigualdad, vulneración de derechos, deslegitimación de las instituciones estatales, delito y violencia".

Debido al fuerte control territorial que ejercen grupos delictivos, existen áreas sin una presencia constante del Estado, que se convierten en "zonas sin ley".

La respuesta más común de los Estados frente a la utilización de niños y adolescentes en el crimen organizado es a través del sistema de justicia juvenil, señala el informe.

Apuntó también una tendencia de militarizar la policía, así como una participación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad ciudadana en América Latina.

Esta estrategia "no ha contribuido a reducir significativamente el clima de inseguridad. Por el contrario, muchos países han experimentado un recrudecimiento de la violencia además de reportarse abusos, arbitrariedades y violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad del Estado", advirtió.