Arte sirio

Una mirada diferente de lo que ocurre en Siria vista por dos artistas

France 24

Kinan Azmeh y Kevork Mourad son dos artistas sirios que narran el conflicto de su país a través del proyecto llamado "Home within". Los dibujos de Mourad y el clarinete de Azmeh son un diálogo artístico que documenta la guerra en Siria.

Anuncios

A un ritmo lento y mezclando bocetos de dibujos con la melodía de un clarinete, Kinan Azmeh y Kevork Mourad nos muestran cómo la guerra civil en Siria influye en su trabajo.

Kevork es nieto de un trovador armenio que huyó a Siria en 1915, y Kinan es descendiente de un jefe del ejército sirio que murió luchando contra los franceses en 1920. Ambos artistas nacieron en Siria, pero se conocieron en Nueva York hace 17 años.

El recuerdo que dejaron de su país no se parece en nada a lo que es hoy: un lugar irreconocible. El barrido humano y cultural de la guerra en Siria, que empezó hace siete años, hace pensar a ambos artistas que su país tal vez nunca logrará recuperarse, ni ser lo que era antes.

“El arte no puede detener una bala, el arte no dará a Siria una democracia libre, tampoco traerá de vuelta a las personas que murieron. Ni siquiera sirve para construir una casa, pero creo que sí nos da una razón para vivir”, dijo Kinan a la agencia Reuters.

Home within es el nombre del proyecto que estos sirios ya han presentado en varias ciudades del mundo. Se trata de un diálogo artístico, como ellos lo llaman, que mezcla dibujos y la melodía de un clarinete.

Mientras Kinan toca su instrumento, Kevork dibuja situaciones que le hacen pensar en su país al mismo tiempo que son proyectadas en una pantalla grande.

En una de las siluetas hecha por Kevork, un grupo de personas se levanta de la oscuridad y luego otro grupo aparece en un pequeño bote. El artista cuenta que esta imagen simboliza a los refugiados sirios que han cruzado a Europa, así como la huida de sus antepasados desde Armenia.

"Cuando dibujo, todo se convierte en una sola historia. Se trata de una familia, de un bote y de la gente que hay allí. Y luego, cuando me alejo, ¡se trata de un país entero!", asegura Kevork.

Con este proyecto artístico, el duo de artistas no logrará detener lo que sucede en su país. Para ellos, su trabajo de creación es una necesidad para expresarse y para mostrar otra cara de la Siria que no vemos en los noticieros.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24