Economía

Ryanair le paga 67% más a los hombres que a las mujeres en el Reino Unido

La aerolínea de bajo costo reportó la mayor brecha salarial entre las empresas con más de 250 empleados. HSBC notificó una diferencia del 59%, la más alta entre compañías con más de 5.000 trabajadores.

Anuncios

Ryanair, la mayor aerolínea de bajo costo de Europa, reportó una brecha salarial promedio del 67% entre hombres y mujeres de su personal en el Reino Unido. Las empresas de más de 250 empleados tenían plazo hasta el miércoles 4 de abril para reportar las desigualdades salariales, como parte de nuevas políticas contra la discriminación, implementadas por el gobierno de Theresa May.

En general, la industria aeronáutica registra altos niveles de desigualdad salarial. En Easyjet la brecha es del 51,7% y en British Airways del 35%. “Como en todas las aerolíneas, nuestro pago por géneros en el Reino Unido se ve afectado por el número relativamente bajo de mujeres pilotos en la industria de la aviación”, declaró Ryanair en un comunicado. La gran mayoría de las mujeres que contrata la compañía en el Reino Unido se ubican en la franja de salarios bajos o medio bajos, informó la compañía.

Reuters analizó la información publicada por empresas con más de 5.000 empleados en el Reino Unido, y encontró que el banco suizo HSBC tiene una brecha salarial entre hombres y mujeres del 59%. Le siguen Virgin Atlantic (58%) y Barclays (48%).

HSBC declaró que revisará los pagos y hará los ajustes necesarios en caso de encontrar diferencias entre hombres y mujeres que desempeñen trabajos similares que no se puedan explicar por razones de rendimiento o experiencia. Entre las 491 grandes compañías analizadas por Reuters, el 97% les paga más a los hombres que a las mujeres. La brecha es, en promedio, del 15,5%.

La primera ministra Theresa May comenzó a atacar el problema de la discriminación salarial desde 2016, y desde este año decidió implementar el requisito de reportar las diferencias. “Al hacer pública esta diferencia, las organizaciones ya no tienen dónde esconderse”, escribió la ministra en el Daily Telegraph. “Los accionistas y clientes esperarán ver algunas mejoras y serán capaces de pedirles cuentas a las organizaciones si estas no logran mejorar”, aseguró May.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24