El duque de Edimburgo es operado con éxito de la cadera

Anuncios

Londres (AFP)

El príncipe Felipe, duque de Edimburgo y esposo de la reina Isabel II de Inglaterra, de 96 años, fue operado con éxito este miércoles de la cadera y permanecerá hospitalizado varios días, anunció el palacio de Buckingham.

"El duque de Edimburgo se sometió a una operación de remplazo de cadera exitosa. Se recupera satisfactoriamente en este momento", declaró el palacio en un comunicado. "Su alteza real deberá permanecer hospitalizado varios días. Se siente bien y está de buen humor".

La operación se llevó a cabo con anestesia general, según medios británicos. En 1995, la reina madre, la madre de Isabel II, estuvo ingresada tres semanas en el hospital tras someterse a una operación de remplazo de cadera, cuando tenía 95 años.

El príncipe Felipe no asistió al servicio religioso del domingo de Pascua, a diferencia de la reina Isabel. La semana pasada, también había anulado un compromiso en el que debía participar porque no se encontraba bien, según los medios británicos.

El duque de Edimburgo se jubiló como consorte real en agosto de 2017, después de haber participado en más de 22.000 actos públicos oficiales desde la coronación de su esposa en 1952.

Sin embargo, no se retiró totalmente de la vida pública y sigue acompañando a la reina, cuando lo desea, en algunas comparecencias públicas.

Padrino, presidente o miembro de más de 780 organizaciones, sigue dándoles apoyo pero ya "no desempeñará un papel activo participando en los eventos", precisó entonces el palacio.

La casa real británica afirmó que esta decisión no tenía nada que ver con cuestiones de salud y que había recibido el pleno apoyo de la reina Isabel.

En junio de 2017, el príncipe Felipe había sido hospitalizado dos noches para ser tratado de "una infección relacionada con una patología existente".

La reina Isabel II, quien con 91 años es la decana mundial de los monarcas, también ha reducido sus apariciones públicas, aunque no se plantea abdicar. Su hijo y heredero, el príncipe Carlos, la representa cada vez más en sus viajes al extranjero, así como sus nietos Guillermo y Enrique.