Las evacuaciones de las zonas asediadas en Siria

Anuncios

Beirut (AFP)

Desde que empezó la guerra en Siria en 2011, han tenido lugar varias operaciones de evacuación, en muchos casos de bastiones rebeldes.

Estos acuerdos de "reconciliación", según la terminología del régimen de Bashar Al Asad, consisten en evacuar a los combatientes y a sus familias, en general hacia la provincia rebelde de Idlib (noroeste).

Sin embargo, Amnistía Internacional asegura en un informe de 2017 ("Irse o morir") que estos evacuaciones son forzadas y equiparables a crímenes contra la humanidad.

Estas son las principales evacuaciones desde que empezó la guerra.

- Homs -

En mayo de 2014, los rebeldes abandonaron su bastión del casco antiguo de la ciudad Homs (centro) tras un asedio de dos años y bombardeos que devastaron la ciudad.

Tras el acuerdo entre las partes, miles de rebeldes y civiles salieron entre marzo y mayo de 2017 de Waer, el último barrio en manos de los insurgentes, lo que permitió al régimen retomar la totalidad de la ciudad.

- Daraya -

En agosto de 2016, los últimos rebeldes de Daraya, en la provincia de Damasco, abandonaron esta ciudad tras un acuerdo con el régimen después de cuatro años de asedio.

Los rebeldes y sus familias fueron llevados al Idlib y el ejército sirio puedo retomar el control de Daraya, que sufrió hambruna durante meses.

El emisario de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, criticó entonces la "estrategia" del régimen de desplazamiento forzado de población.

- Alepo -

En diciembre de 2016, el ejército sirio retomó la mitad de Alepo, la segunda ciudad más grande del país, en manos rebeldes dese julio de 2012, tras una ofensiva y un largo asedio.

Decenas de miles de residentes fueron evacuados hacia las regiones rebeldes del norte. La evacuación fue posible por un acuerdo auspiciado por Turquía ?apoyo de los rebeldes? y de Rusia e Irán, que apoyan al régimen.

- Wadi Barada -

En enero de 2017, tras un asedio de un mes, un acuerdo permitió a 700 rebeldes y 1.400 familias abandonar la zona de Wadi Barada, a unos quince kilómetros de Damasco, para ir hacia la provincia de Idlib tras la victoria de las tropas del régimen.

- Madaya, Zabadani, Fua y Kafraya -

En abril de 2017, en virtud de un acuerdo auspiciado por Irán (apoyo del régimen) y Catar (insurgentes), unos 11.000 combatientes y civiles evacuaron cuatro localidades rebeldes y prorégimen asediadas.

La evacuación cruzada tuvo lugar en Fua y Kafraya ?dos localidades chiitas en la provincia de Idleb rodeadas por los rebeldes? y Zabadani y Madaya, asediadas por las tropas del régimen y ahora bajo control del ejército.

- Barzé, Qabun y Techrin -

En mayo de 2017, el régimen retomó los barrios rebeldes de Barzé, Qabun y Techrin, en Damasco, tras la salida de varios miles de civiles y combatientes hacia la provincia de Idlib.

- Guta Oriental -

El 22 y 23 de marzo de 2018, 4.600 personas, entre ellas 1.400 combatientes del grupo insurgente salafista Ahrar Al Cham, fueron evacuados de Harasta, una localidad de la región de Guta Oriental, hacia Idlib.

Las evacuaciones formaban parte de un acuerdo con el régimen, negociado con Rusia, su aliado. Desde entonces, más de 46.000 personas, de ellas un 25% combatientes, se han ido de Guta Oriental hacia zonas rebeldes de Idlib, según las autoridades sirias.

La ofensiva del régimen, que mató a 1.600 civiles en cinco semanas, obligó a los rebeldes a aceptar el pacto.

El 2 de abril empezó la evacuación de Duma, la última ciudad rebelde de Guta Oriental, en manos del grupo Yaish Al Islam.

En paralelo, más de 150.000 civiles huyeron de los combates hacia zonas en manos del régimen o de los rebeldes.