El candidato de la oposición, vencedor en las presidenciales de Sierra Leona

Anuncios

Freetown (AFP)

El candidato del principal partido de la oposición de Sierra Leona, Julius Maada Bio, resultó ganador en las elecciones presidenciales y volverá al poder, que ya ejerció de forma breve hace 22 años tras un golpe de Estado.

Bio, exmilitar de 53 años, se alzó vencedor en la segunda vuelta del 31 de marzo con el 51,81% de los votos, contra el 48,19% obtenido por el candidato del partido en el poder, Samura Kamara, anunció el miércoles por la noche el presidente de la Comisión Electoral Nacional, Mohamed Conteh.

Los simpatizantes del Partido del Pueblo de Sierra Leona (SLPP), en la oposición desde hacía diez años, celebraron la victoria de su candidato por las calles de la capital de la excolonia británica, independiente desde 1961.

Jóvenes en moto se colaban entre la multitud exhibiendo carteles de campaña del presidente electo.

Dos horas después del anuncio de su victoria, Bio, vestido con una larga túnica blanca, prestó juramento en una sala de conferencias, abarrotada, de un gran hotel donde lo esperaban cientos de allegados, representantes de los cuerpos del Estado y diplomáticos extranjeros.

Recibió del más alto magistrado del país la vara de mando, símbolo de la pasación de poderes con su predecesor, Ernest Bai Koroma, que no podía presentarse de nuevo tras dos mandatos de cinco años.

- De nuevo en el gobierno -

En la primera vuelta, el 7 de marzo, "Maada" Bio recabó 15.000 votos más que Kamara, un exministro de Finanzas y de Relaciones Exteriores de 66 años, elegido personalmente por Koroma para representar al Congreso de Todo el Pueblo (APC).

A última hora de la tarde, cientos de simpatizantes del partido en el poder, enfurecidos, tomaron las calles del centro de Freetown sin esperar al anuncio oficial de los resultados, denunciando el "robo" de las elecciones y las "influencias extranjeras", constató un corresponsal de la AFP.

Las fuerzas de seguridad establecieron un cordón de seguridad en torno a la sede central del SLPP, donde cientos de personas celebraban con música la "victoria" de Bio desde la tarde, según la misma fuente.

La campaña electoral se vio empañada por los altercados entre partidarios de ambos bandos y un aumento de las tensiones étnicas.

Bio tomó el poder en enero de 1996 de este país anglófono de África Occidental tras la destitución del jefe de la junta, el capitán Valentine Strasser, del que era número 2.

Pero restableció rápidamente el multipartidismo y aceptó entregarle el poder al presidente recién elegido, Ahmad Tejan Kabbah, en marzo del mismo año.

Durante la campaña, criticó duramente los estrechos vínculos entre el gobierno de Koroma y China y se comprometió a revisar las concesiones mineras y las ventajas fiscales acordadas a las compañías extranjeras y a instaurar una educación primaria y secundaria gratuita en el país, uno de los más empobrecidos del mundo.

Si bien Koroma logró atraer a los inversores para reconstruir el país, devastado por la guerra civil (1991-2002), que dejó unos 120.000 muertos, la economía sigue siendo frágil tras el golpe que supuso la epidemia del virus Ébola en 2014-2016 y el desplome de los precios mundiales de las materias primas.