Estonia pide el despliegue de misiles y tropas de EEUU

Anuncios

Washington (AFP)

La presidenta estonia Kersti Kaljulaid pidió este miércoles el despliegue de misiles estadounidenses Patriot y de tropas en su pequeño estado, indicando a la AFP que es necesario hacer que la disuasión sea "creíble" para Rusia.

En una entrevista con ocasión de su visita a la Casa Blanca, la líder conservadora dijo que el despliegue de material estadounidense y de personal reforzaría los existentes despliegues de tropas de la OTAN, que fueron decididos como respuesta a la postura beligerante de Rusia.

"Queremos estar seguros de que tanto el territorio de la OTAN como los soldados de la organización están bien protegidos", señaló.

"Necesitamos asegurar que hay apoyo y defensa aéreos para esas fuerzas en caso de que sea necesario. Necesitamos que nuestra disuasión sea creíble".

Kaljulaid dijo que la posibilidad de dichos despliegues no fue mencionada el martes en su conversación con el presidente estadounidense Donald Trump, notoriamente quisquilloso acerca del uso de material militar estadounidense fuera de su país, pero que había conversaciones de ambos gobiernos en marcha.

"Ya hemos pasado el momento en nuestras relaciones en los que uno llegaba a Washington con una bolsa de regalo vacía y regresaba con una bolsa llena de cosas", dijo.

"Hay una discusión y un debate permanente entre los gobiernos de ambos países" indicó, citando al secretario de Defensa Jim Mattis y al vicepresidente Mike Pence como interlocutores clave.

La OTAN mandó un grupo de combate a Estonia -tropas de Reino Unido, Francia y Dinamarca-, pero para Kaljulaid el despliegue de soldados estadounidenses aportaría otra dimensión.

"Preferimos ver que bilateralmente podemos acordar la presencia de algunos soldados en el terreno en un sistema de rotación permanente", afirmó.

La anexión en 2014 de Crimea por parte de Rusia y su apoyo a separatistas en el este de Ucrania reavivó los antiguos miedos de estados bálticos sobre una agresión.

Con una población total de apenas seis millones de personas, Estonia, Letonia y Lituania fueron ocupados y anexionados por Moscú durante la Segunda Guerra Mundial, se separaron de la Unión Soviética en 1991 e integraron la Unión Europea y la OTAN en 2004.