Saltar al contenido principal

El gobierno continuará la reforma del sistema ferroviario pese a huelgas

El primer ministro de Francia, Edouard Philippe, presenta el texto de las reformas institucionales
El primer ministro de Francia, Edouard Philippe, presenta el texto de las reformas institucionales Gérard Julien / AFP

El primer ministro de Francia aseguró que su gobierno está decidido a poner en marcha la reforma de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles. Esto, pese a la huelga de dos días que paralizó el servicio de trenes en todo el país.

Anuncios

Edouard Philippe lo ha dejado claro: la reforma del sistema ferroviario francés va a llevarse a cabo. "Estamos determinados a ponerla en obra", esperando que "la huelga sea lo más corta posible", dijo el primer ministro de Francia en entrevista con la emisora France Inter este jueves 5 de abril.

El jefe de Gobierno fue enfático en afirmar que hay puntos que no está dispuesto a negociar así sean los que han generado mayor discordia entre los sindicatos ferroviarios.

Uno de los más controvertidos tiene que ver con el estatus de los trabajadores de la compañía que gozan de varias ventajas, entre ellas: la garantía de un trabajo de por vida, jubilarse a los 57 años, e incluso a los 52 años para los conductores de tren. Con la reforma, toda nueva contratación no gozará de ninguno de estos beneficios.

El gobierno asumiría la deuda de la empresa pero con condiciones

Otro de los puntos álgidos que enfrenta al gobierno de Emmanuel Macron y a los sindicatos tiene que ver con la deuda de la compañía. Los trabajadores quieren que el gobierno se haga cargo de ese pasivo que alcanza los 47.000 millones de euros y que aumenta 3.000 millones de euros cada año.

Sin embargo, Philippe explicó que aunque está previsto que el gobierno se encargue de una parte de la deuda, no piensa hacer ningún compromiso hasta que no realicen los cambios en el funcionamiento de la SNCF. Asumir esta deuda es un rompecabezas para el gobierno pues pesaría en el déficit público que Francia busca reducir en aras de sanear las cuentas públicas.

La administración Macron solo discutirá este punto "a cambio de compromisos claros y extremadamente firmes que transformen el funcionamiento de la compañía", indicó Philippe.

El primer ministro también dijo que la apertura de la empresa a la competencia, como lo ha dictado la Unión Europea, no tiene marcha atrás. Según él, esto permitirá un mejor funcionamiento del sistema, citando los ejemplos de países vecinos como Alemania y Reino Unido.

Los sindicatos acusan al gobierno de no querer negociar

Ante la firmeza del ejecutivo, los dirigentes sindicales han mostrado su descontento. El secretario general de la CGT, Philippe Martinez, aseguró ante los micrófonos de la emisora France Info que el gobierno quiere ejercer "una especie de chantaje", pues el tema de la deuda solo entraría a discusión si "ustedes aceptan lo que se les ha propuesto."

Para Martinez la obstinación del gobierno solo va lograr empeorar la situación y es prueba de la falta de voluntad de discusión. Una opinión que comparte Laurent Berger, el secretario general del sindicato CDFT, que dijo este jueves en entrevista televisiva que la deuda debe ser asumida por el Estado. "Esa es la única vía para retomar actividades serenamente en la empresa", aseguró Berger.

Entretanto, los huelguistas no piensan bajar la guardia. El próximo paro de 48 horas en un lapso de cinco días que debe ir hasta el 28 de junio, está previsto para el domingo 8 de abril. Esta vez, la CFDT se unirá a la movilización ya que el diálogo con el gobierno está lejos de alcanzarse.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.