Italia

Italia: finaliza sin acuerdo el segundo día de negociaciones para formar Gobierno

El presidente italiano, Sergio Mattarella, habla a los medios durante el segundo día de consultas en el Palacio del Quirinal en Roma, Italia , el 5 de abril de 2018.
El presidente italiano, Sergio Mattarella, habla a los medios durante el segundo día de consultas en el Palacio del Quirinal en Roma, Italia , el 5 de abril de 2018. Alessandro Bianchi / Reuters

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, concluyó sin éxito la segunda ronda de consultas para formar Gobierno de coalición y anunció que dejará unos días a los partidos para reflexionar hasta una nueva ronda durante la semana que viene.

Anuncios

Sergio Mattarella compareció ante los medios en el Palacio del Quirinale, sede de la jefatura de Estado, después de conversar durante dos días con los distintos partidos con el objetivo de sondearlos para saber si podía designar un candidato para la formación de un poder Ejecutivo. Si bien el mandatario no adelantó la fecha para las nuevas conversaciones, confió en que los partidos utilicen este periodo para reflexionar.

El jefe de Estado italiano dijo que durante las reuniones que mantuvo con los representantes de las distintas fuerzas, varios de estos le pidieron "mayor tiempo" y que por ello ha tomado esta decisión. "Será útil también para mí, para reflexionar sobre las consideraciones que me han transmitido los partidos. Y será útil también seguramente para ellos, para que puedan valorar responsablemente la situación (...) y las posibles soluciones" para poner en marcha un Ejecutivo, comentó.

El Partido Demócrata no formará parte de ninguna coalición

Después de recibir durante el primer día de diálogos a los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado y a los parlamentarios menores, el jefe de Estado italiano se reunió hoy con los representantes de las cuatro fuerzas más votadas en los pasados comicios cuando la Liga Norte fue la coalición de derecha más votada y el Movimiento 5 Estrellas fue el partido que más sufragios recibió.

Uno de los primeros en ser recibido durante la primera ronda fue el Partido Demócrata, y aunque sus parlamentarios podrían ser clave para formar un Ejecutivo, de acuerdo a declaraciones de su secretario interino, Maurizio Martina, el PD planea seguir siendo parte de la oposición en el nuevo parlamento y no unirse a un Gobierno de coalición. "El resultado negativo de las elecciones no nos permite formular soluciones gubernamentales que nos incluyan", dijo Martina luego de reunirse con el presidente Mattarella.

El Movimiento Cinco Estrellas se niega a hacer un acuerdo con Berlusconi

También acudieron al Palacio del Quirinal los partidos Forza Italia, de Silvio Berlusconi, seguido por la Liga Norte, de Matteo Salvini, y por último el Movimiento 5 Estrellas, encabezado por Luigi di Maio, quien adelantó que apoya una propuesta de un acuerdo de Gobierno tanto con los socialdemócratas del PD como con la derecha de la Liga Norte, pero nunca con Silvio Berlusconi.

La postura del líder del 5 estrellas fue rechazada por representantes de la alianza conservadora. "Es normal que quien ha llegado segundo quiera dividir a quien ha llegado primero, pero no se puede caer en la trampa", añadió, en referencia al M5S que obtuvo un 32,68 % de los votos, frente al 37 % de la coalición conservadora, consideró el portavoz de la Liga Norte en la Cámara de los Diputados, Giancarlo Giorgetti.

Silvio Berlusconi no concibe un gobierno que no sea de derecha

Luego de reunirse con Mattarella, el ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, dijo que el Gobierno deberá surgir de la coalición que ha ganado las elecciones, la centroderecha, y del líder del partido más votado de la alianza, Matteo Salvini, de la Liga Norte (LN), su socio en la coalición derechista ganadora. Además urgió a formar un Ejecutivo que afronte las "urgencias" que existen en el país como "muchos, demasiados inmigrantes clandestinos".

Durante la primera jornada de negociaciones, la coalición de derecha, formada por Forza Italia, Liga Norte y Hermanos de Italia, reivindicó su unidad. Por su parte, el candidato a primer ministro por el M5S, Luigi Di Maio, lanzó dos propuestas de Gobierno alternativas: un acuerdo con el Partido Demócrata, y una segunda opción solo con la Liga Norte, lo que exigiría a su líder, Matteo Salvini, romper la alianza conservadora y dejar atrás a Forza Italia (FI), liderado por Silvio Berlusconi.

Di Maio le trasladó hoy esa propuesta al presidente Mattarella, en el encuentro de media hora que mantuvieron. El líder del M5S ha manifestado que considera como sus interlocutores al PD y a la Liga por lo que pedirá "inmediatamente" un encuentro con sus respectivos líderes.

"Hemos dicho al presidente que sentimos toda la responsabilidad de ser la primera fuerza política del país y de trabajar lo antes posible para asegurar una mayoría a un gobierno del cambio que mire al futuro", explicó Di Maio, quien también aludió a la Liga dado que no reconoce la existencia de tal alianza "porque los partidos que la componen han presentado candidatos distintos y participan en la ronda de consultas por separado".

Un incierto futuro de gobernabilidad

Mientras, la derecha apunta a mantenerse unida y en este sentido el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, también de FI, subrayó a los medios que "quien espera una división en la centroderecha verá que no es posible", y calificó este escenario como un "sueño irrealizable".

Si luego de dialogar nuevamente con las distintas fuerzas políticas, el presidente de la República considera que ningún candidato está en condiciones de formar un Gobierno y obtener la confianza del Parlamento, el proceso prolongaría la inestabilidad en la tercera economía más grande de la zona euro.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24