Saltar al contenido principal

Puigdemont puesto en libertad bajo fianza por la justicia alemana que rechazó extraditarlo por rebelión

Carles Puigdemont y la antigua miembro de la Generalitat de Cataluña, Clara Ponsati, en una conferencia de prensa en Bruselas, Bélgica, el 31 de octubre de 2017 (Imagen de archivo).
Carles Puigdemont y la antigua miembro de la Generalitat de Cataluña, Clara Ponsati, en una conferencia de prensa en Bruselas, Bélgica, el 31 de octubre de 2017 (Imagen de archivo). Yves Herman / Reuters

La justicia alemana descartó hoy el delito de rebelión en la petición de extradición a España del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y lo dejó en libertad bajo fianza mientras estudia la entrega por corrupción.

ANUNCIOS

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein, en el norte de Alemania, acordó el jueves 5 de abril la puesta en libertad bajo fianza del expresidente catalán Carles Puigdemont. El tribunal alemán agregó que su extradición a España era posible sobre la base de los cargos de corrupción pero no por la acusación más seria de rebelión según las leyes alemanas.

Según explica la Audiencia en un comunicado, la sala primera del penal considera en principio que la imputación del delito de rebelión es "inadmisible", pero cree que sí puede ser aceptado el de corrupción, como malversación de fondos públicos, por lo que el proceso de extradición sigue en pie.

La Audiencia no cree que Puigdemont corra riesgo de persecución política, pero señaló que el riesgo de fuga persiste. Además considera que al ser "inadmisible" el delito de rebelión, las probabilidades se reducen de forma considerable, por lo que deja en libertad al político independentista bajo una fianza de 75.000 euros. A su juicio, el delito que podría ser equiparable en Alemania, el de "alta traición", no puede aplicarse porque no se cumple el requisito de la "violencia".

Puigdemont fue arrestado al ingresar a Alemania en marzo de 2018 con una orden de arresto emitida en español. España acusó a los separatistas catalanes de rebelión y corrupción después de que organizó un referendo de independencia no autorizado.

Para cumplir con el concepto de violencia "no basta con que se amenace con ella o que se use" para inducir a los órganos del Estado a actuar del modo deseado, sino que es necesario también que esa violencia tenga la capacidad de "doblegar la voluntad de esos órganos constitucionales". Pero "este no es el caso", destaca la Audiencia.

A su juicio, aunque es cierto que se pueden achacar a Puigdemont, como promotor y defensor del referendo independentista, los actos de violencia registrados durante la jornada electoral, "por su naturaleza, extensión y efecto"  no tienen la capacidad de "someter al Gobierno a una presión tal que se hubiera visto obligado a capitular ante las exigencias de los violentos".

Respecto a la acusación de malversación de fondos públicos de acuerdo al Código Penal español, la Audiencia considera que puede ser admisible, pero recordó que será necesario aclarar más hechos y solicitar información adicional.

El Gobierno español se pronunció luego del anuncio y dijo que respetaba la decisión de la justicia alemana.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.