Envenenamiento del exespía ruso

Rusia advierte a Reino Unido por el caso Skripal: “Está jugando con fuego y se va a arrepentir”

El embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, sostiene un documento durante su intervención en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York, el 5 de abril de 2018.
El embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, sostiene un documento durante su intervención en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York, el 5 de abril de 2018. Lucas Jackson, Reuters

En la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, el representante ruso lanzó una dura advertencia contra Londres, tras las acusaciones de que Moscú estaría detrás del envenenamiento del exespía ruso y su hija.

Anuncios

El nuevo cruce entre los representantes de Rusia y Reino Unido se dio en el marco de la reunión del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), solicitada por Rusia para negar cualquier participación en el ataque con un agente nervioso contra el exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia.

En una alocución de más de 30 minutos, el embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, advirtió a Reino Unido porque “está jugando con fuego y se va a arrepentir”, a la vez que sugirió que cualquiera que haya visto crímenes en televisión sabrá que hay “cientos de maneras inteligentes de matar a alguien”, referencia con la que ilustró la naturaleza “peligrosa y de riesgo” del método que según Reino Unido se utilizó para atacar a Skripal.

La policía británica sospecha que un agente nervioso fue dejado en la puerta principal de la casa de Skripal en Salisbury, donde vivía el ex coronel de inteligencia militar ruso acusado de traición por servir al servicio de espionaje británico MI6.

Nebenzia insistió en que los países de Occidente están llevando a cabo una “guerra de propaganda contra Rusia” y dijo que su país cree “altamente probable que los servicios de inteligencia de ciertos países estén detrás de esta provocación”, en referencia al envenenamiento de Skripal.

Como contrapartida, la embajadora británica ante la ONU, Karen Pierce, señaló que “las acciones del Reino Unido soportan cualquier escrutinio”. “No tenemos nada que ocultar, pero temo que Rusia tenga algo que temer”, lanzó.

Asimismo, Pierce reiteró que “las pruebas apuntan abrumadoramente a los rusos y hemos podido determinar que la sustancia usada era un agente nervioso de grado militar, de un tipo tan horrible y complejo que sólo pudo ser producido por un Estado”.

No obstante, el representante ruso ante la ONU planteó una serie de interrogantes en torno a la investigación, los cuales considera que Londres no supo responder.

En su intervención, Nebenzia cuestionó cómo es posible que Skripal y su hija no murieran al ser expuestos al agente nervioso y añadió que la única explicación sería que recibieran un antídoto y que, por lo tanto, Reino Unido tuviese muestras de la sustancia.

Asimismo, el enviado ruso aseguró que el agente Novichok, el cual fue utilizado para envenenar a los Skripal según Londres, no es en realidad un producto ruso, sino una denominación que utiliza Occidente para referirse a una gama de armas químicas.

Por último, Nebenzia afirmó que Rusia no tenía motivos para matar al exagente y que, de haberlo querido, podría haberlo hecho mucho antes y con métodos menos llamativos.

Tanto Reino Unido como sus aliados consideraron que la intervención de Rusia en el Consejo de Seguridad tuvo como único objetivo el intento de distraer y despertar confusión en torno al caso.

El ataque a Skripal tuvo ramificaciones diplomáticas importantes, con expulsiones masivas de diplomáticos rusos y occidentales.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24